Inició acciones contra Aerolíneas Argentinas y Télam por “difundir información confidencial”. Argumentó que el Gobierno, lejos de ofrecer protección, puso en riesgo su vida

Hoy por la tarde el representante legal de Pachter se presentará a la primera audiencia en el juicio contra la aerolínea y contra la agencia de noticias estatal. Ambas denuncias están patrocinadas por su abogado, quien actúa como apoderado del periodista y buscará resarcimiento por daños y perjuicios.

Pachter, que trabajaba como redactor del sitio web de Buenos Aires Herald y fue el primero en publicar por Twitter la noticia de que Alberto Nisman había sido encontrado muerto, aún no había aterrizado en Israel tras abandonar el país por supuestas amenazas cuando se publicaron detalles de su pasaje a Montevideo.

“La publicación de mis datos de vuelo en Aerolíneas confirmó lo que yo ya sabía: el Estado me estaba persiguiendo y mediante esa medida lo hicieron público”, comentó Pachter en dialogo exclusivo con Infobae desde Israel.

Su representante legal en Argentina, Javier Teitelbaum, agregó que “es deber del Estado adoptar medidas de protección efectivas destinadas a garantizar la vida e integridad de los periodistas en vez de difundir información confidencial”.

“Los funcionarios públicos deben abstenerse de efectuar declaraciones que posiblemente incrementen la vulnerabilidad de periodistas en situación especial de riesgo”, explicó.

El sábado 24 de enero, a horas de que se supiera que Pachter había decidido abandonar el país, el sitio web de noticias Télam publicó el itinerario del periodista, quien había volado a Uruguay para luego dirigirse a España y finalmente a Israel. En Twitter, la cuenta oficial de la Casa Rosada también publicó la información, hecho que habría violado la Ley 25.326 de protección de datos personales.

Tras la revelación del itinerario, el entonces jefe de Gabinete Jorge Capitanich había justificado el accionar del gobierno argumentando que Pachter había hecho públicos los datos previamente, a pesar de que esto no era cierto.

“El comunicado de Aerolíneas se efectúa en virtud de la repercusión del caso, ante un hecho de repercusión pública se ha hecho conocer esta información,” aseguró, y negó que los datos divulgados fueran confidenciales.

Capitanich también dijo que existía una “causa legítima para informar sobre el paradero del periodista… dado que su empleador estaba informando que había cortado todo tipo de información” con el Buenos Aires Herald y se “desconocía su paradero”.

El abogado de Pachter asegura que ahora “el Estado está obligado a investigar y sancionar a los responsables de actos que tengan el fin de amedrentar a los medios de prensa y sus trabajadores”.

Teitelbaum también confirmó que se había presentado una petición ante David Kaye, el Relator Especial para la Promoción y Protección del Derecho a la Libre Opinión y Expresión y miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Damián “busca una protección en caso de que tenga que venir al país a declarar y quiere tener la seguridad de que no va a enfrentar ninguna situación de conflicto o peligro,” explicó su abogado.

 

Por Adrián Bono

Fuente: infobae.com

Anuncios