El abogado de Snowden asegura que podría regresar a EE.UU. si recibe un trato justo

Edward Snowden, el consultor tecnológico estadounidense, informante y antiguo empleado de la CIA y de la NSA que hizo públicos, a través de los periódicos The Guardian y The Washington Post los famosos documentos clasificados como alto secreto sobre varios programas de la NSA, incluyendo los programas de vigilancia masiva PRISM y XKeyscore, ha declarado que podría volver a Estados Unidos en caso de que le fuera asegurado que allí se enfrentara a un juicio imparcial.

Así lo ha hecho público su abogado, Antoly Kucherena: “Edward Snowden está preparado para regresar a EE.UU, pero con la condición de que le garanticen que recibirá un juicio justo e imparcial”. Ha agregado además, que el Fiscal General de dicho país le remitió una carta asegurando que el treintañero no recibirá la aplicación de la pena de muerte.

Algo parecido fue lo que le ocurrió al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien dijo que estaría dispuesto a abandonar la embajada de Ecuador en Londres en caso de que fuera procesado imparcialmente y con todas las garantías. Sus abogados también señalaban que el principal motivo para continuar bajo la protección del país latinoamericano era precisamente evitar una condena como la pena capital.

No obstante, el letrado de Snowden ha querido señalizar que el Ministerio Fiscal no tiene competencia a la hora de disponer las penas, esto atañe estrictamente a la actividad judicial. Snowden, que ya fue galardonado a final de año con la medalla Carl Von Ossietsky, otorgada por la Liga Internacional pro Derechos Humanos (ILMR) desde el año 1962, continúa residiendo en Rusia, país en el que dice sentirse muy cómodo.

Desde entonces, se han escrito libros acerca de él, además de la elaboración del documental galardonado con el Oscar, CitizenFour, que lleva por nombre el pseudónimo que él utilizaba hace tiempo. Oliver Stone, ha prometido un biopic sobre este personaje, que será interpretado por Joseph Gordon-Levitt, contando con la participación de Nicolas Cage y Scott Eastwood.

Por Jesús Prieto Jorquera

Fuente: blastingnews.com

Anuncios