La fiscalía pide interrogar en Londres al impulsor de Wikileaks por unos hechos acaecidos en el 2010

La representante de la Fiscalía sueca, Marianne Ny, ha solicitado a la defensa de Julian Assange, refugiado como consecuencia de la investigación sumaria contra WikiLeaks y su persona por EEUU, el consentimiento de este último para ser interrogado en Londres por unos hechos presuntamente cometidos en el año 2010.  Además la Fiscal solicita, por vez primera, se le tome muestras de ADN. La decisión de la Fiscal sueca y, con ello, su solicitud, resulta no sólo tardía sino también inconsistente con sus declaraciones anteriores,  por cuanto que hasta ahora alegaba la imposibilidad legal de llevar a cabo el interrogatorio en la Embajada de Ecuador en Londres. Y todo ello habida cuenta que el Sr. Assange siempre ha mostrado su interés en colaborar con la Justicia sueca, con la única condición de que, con ello, no le hagan renunciar a su derecho al asilo.

La solicitud de la Fiscal está, exclusivamente, motivada por el hecho de que se está pendiente que el Tribunal Supremo sueco resuelva sobre la solicitud de revocación de la orden de detención. Dicha solicitud se basa en la falta de proporcionalidad en estrecha relación con el incumplimiento por la Fiscal de su obligación legal de impulsar el procedimiento penal, que ha estado paralizado durante más de 4 años. Hecho éste último que ha sido reconocido por el Tribunal de Apelación.

Por ello, la defensa encabezada por el despacho de Baltasar Garzón  lamenta que la Fiscal haya declarado que la principal razón que motiva su solicitud sea la prescripción de algunas de las ofensas que se imputan al Sr. Assange, sin hacer mención alguna al derecho a  la tutela judicial efectiva del Sr. Assange que, sin duda, ha sido vulnerado durante este tiempo.

La pasividad de la Fiscalía y, con ello, el incumplimiento de su obligación de impulsar la investigación así como su falta de voluntad de reconocer la condición de asilado de Assange ha sido intencionada y  la situación de Julian Assange, que lleva refugiado  1.000 días en la Embajada de Ecuador,  ha empeorado por la actitud intransigente de la Fiscalía.

Ya el pasado mes de enero, en el marco de la Universal Periodic Review de Naciones Unidas, cincuenta y nueve organizaciones de Derechos Humanos presentaron una queja contra Suecia ante las Naciones Unidas, denunciándose a través de la misma la indefensión que sufre Assange  generada por la Fiscal al mantenerle en una situación de impasse legal y al rehusar dar garantías de no extradición a los EEUU.

Mientras  ha estado paralizado el procedimiento en Suecia, la investigación penal en EEUU contra Assange y contra Wikileaks  se ha consolidado y el gobierno americano busca el castigo de Assange por sus actividades como periodista en el medio de comunicación de WikiLeaks.  Y si bien nada se ha notificado a Assange por parte de las autoridades estadounidenses, existen indicios suficientes para creer que los delitos por los que se investiga a Assange incluyen espionaje, conspiración y delitos informáticos.

Por ello es necesario que las autoridades tanto  suecas como británicas respeten los derechos  de Assange, como asilado,  y lo hagan de conformidad con el Derecho Internacional.

En la medida en que Reino Unido ha declarado en varias ocasiones que arrestará a Assange aun cuando se revoque la solicitud de arresto sueca, y hasta tanto las autoridades suecas y británicas no cumplan con las obligaciones internacionales, el equipo legal de WikiLeaks continuará defendiendo los derechos del Sr. Assange tanto a nivel nacional como internacional.

 

Fuente: lawyerpress.com

Anuncios