Dos agentes federales que lideraron la investigación sobre Silk Road (el sitio web que vendía drogas y armas con pagos en moneda virtual) fueron despedidos y son acusados de fraude bancario, lavado de dinero y otros delitos por robar Bitcoins. Los agentes son Carl Force, de 46 años, un agente especial de Baltimore que trabajaba para la DEA, y Shaun Bridges de 32 años, un agente especial de Laurel, Maryland que trabajaba para el Servicio Secreto. Con el desmonte de Silk Road el gobierno estadounidense se hizo con la mayor bolsa de Bitcoins del mundo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) – El gobierno de USA se adueñó de una de las bolsas más grandes de bitcoins, luego de que decomisaron millones de dólares en moneda virtual asociada a la actividad criminal del mercado negro en la red profunda.
Dos agentes federales que lideraron la investigación presuntamente decidieron tomar algo del dinero para sí mismos, de acuerdo con documentos judiciales. Ambos agentes fueron despedidos y son acusados de fraude bancario, lavado de dinero y otros delitos por robar moneda virtual durante la investigación que llevó al cierre de Silk Road el año pasado.
Uno de los agentes trabaja para la Administración para el Control de Drogas (DEA) y el otro para el Servicio Secreto, que aunque principalmente protege al presidente de USA, también investiga delitos relacionados con moneda.
Los cargos fueron presentados en una corte federal de San Francisco y describen a dos agentes federales corruptos que intentaron enriquecerse a sí mismos mientras buscaban atrapar a uno de los cibercriminales más importantes del mundo.
Los cargos contra los agentes podrían terminar causando problemas en el caso del gobierno contraRoss Ulbricht, también conocido como Dread Pirate Roberts, quien fundó Silk Road. Ulbricht fue encontrado culpable el año pasado de ayudar al tráfico de drogas mediante su sitio y todavía espera sentencia. Como resultado del caso contra Ulbricht y otros, el gobierno federal confiscó moneda virtual que tenía en ese entonces un valor de 33 millones de dólares.
Los agentes son Carl Force, de 46 años, un agente especial de Baltimore que trabajaba para la DEA, yShaun Bridges de 32 años, un agente especial de Laurel, Maryland que trabajaba para el Servicio Secreto.
Force fue el agente que lideró la investigación y fue el investigador principal que se comunicó con Ulbricht. Force es acusado de fraude bancario, robo de propiedad gubernamental, lavado de dinero y conflicto de intereses.
Bridges era el experto forense en sistemas de cómputo del caso. Está acusado de fraude bancario y lavado de dinero.
Force presuntamente abrió cuentas falsas de personas e intentó extorsionar a Ulbricht, a quien en una ocasión le pidió US$ 250.000 a cambio de no revelar su información al gobierno federal, según la acusación.
Utilizando la cuenta French Maid, Force tuvo éxito en obtener US$ 100.000 en bitcoins de Ulbricht, el cual fue depositado en sus cuentas personales. Después realizó transacciones en Bitcoins y dólares, incluyendo una de US$ 235.000 enviada a Panamá, para lavar el dinero, según los fiscales.
De acuerdo con los fiscales, Force también utilizó su posición como ejecutivo en el mercado de intercambio de divisas CoinMKT, del cual era inversionista, para confiscar cuentas de clientes. De ese servicio transfirió US$ 297.000 en moneda virtual a sus cuentas personales, según la demanda.
Dridges presuntamente robó US$ 820.000 usando transferencias para mover Bitcoins que antes había robado de Silk Road a principios de 2013. Luego los depositó en el mercado de divisas Mt. Gox, con sede en Japón. Dos días después firmó una orden del gobierno para confiscar millones de dólares en Bitcoins de cuentas de Mt. Gox.
Luego, cuando se enteró que el FBI estaba investigando actividad sospechosa dentro del caso de Silk Road, transfirió US$ 250.000 de su cuenta personal a otra compartida con otra persona, de acuerdo con la demanda.
Fuente: urgente24.com
Anuncios