La firma panameña Mossack Fonseca se presentó ante los tribunales norteamericanos del estado de Nevada, dentro del proceso de lavado de dinero conocido como “ruta del dinero K”.

El diario ‘La Nación’ informó que la firma de abogados panameña se presentó ante el juzgado de Cam Farenbach con un escrito en el que se señala un cúmulo de errores que, a su juicio, cometió el magistrado de Nevada en la investigación. Es la primera vez que el estudio de abogados Mossack Fonseca se presenta formalmente ante el juzgado.

La petición del bufete de abogados panameño al juez consiste en ser “parte” del proceso, con el “solo objetivo” de defender “su buen nombre y el de sus clientes.

Hace más de un año que el estudio panameño aparece citado en esta investigación, en la que se le atribuye haber sido el responsable del registro de más de 100 empresas fantasma que, según la acusación de los fondos buitre, habrían usado los empresarios kirchneristas Lázaro Báez y Cristóbal López para circular dinero sucio proveniente de la Argentina.

Lo que precipitó la reacción de Mossack Fonseca para acudir a los tribunales fue la decisión del magistrado de declarar que la firma MF Corporate, con sede en Nevada, es “la misma cosa” (álter ego) que el estudio jurídico panameño. La figura abre la puerta para que los fondos buitre demanden judicialmente a la sede panameña con documentación para avanzar en su pesquisa de los activos argentinos. Algo a lo que se oponen de plano.

Pese a que refutan al juez con la afirmación de que “no es” el álter ego de la firma de Nevada, el estudio panameño coquetea ahora con la idea de “colaborar” con la investigación judicial, siempre y cuando se le preserven el secreto y la “confidencialidad” de sus clientes.

Buscar activos

La causa de Nevada responde a una figura denominada “Discovery”, por la cual se habilita a los acreedores de la Argentina a buscar activos supuestamente escondidos en plazas financieras ajenas a Buenos Aires.

El fondo NML, de Paul Singer, que está inmerso en el conglomerado de los fondos buitre y es uno de los más activos en esta pesquisa, está convencido de haber dado con dinero presuntamente de la corrupción circulado desde la Argentina por un conglomerado de empresas registradas en Nevada, a las que vincula a los citados empresarios allegados a la presidenta Cristina Kirchner desde hace muchos años.

En las últimas semanas el juez Farembach emitió opiniones en las que sumó sospechas sobre los fondos que manejan Cristóbal López y Lázaro Báez.

 

Fuente: panamaamerica.com.pa

Anuncios