La petición de la Fiscalía sueca a los abogados del fundador de Wikileaks,

Julian Assange, para ser interrogado en la Embajada de Quito en Londres, supone una luz de esperanza para el informático australiano, quien lleva más de mil días asilado en el lugar.

Assange aceptará ser interrogado por magistrados suecos en la sede diplomática ecuatoriana en Londres, cooperaremos, declaró el abogado del periodista, Pers Samuelsson, quien recordó que el reclamo fue manifestado por su cliente .

 

Fuente: elpaisonline.com

Anuncios