“Revelan que Garré habría manejado dos cuentas en Irán”, dice en su tapa de hoy el diario Clarín, a propósito de una investigación del periodista Daniel Santoro.

El artículo sostiene que la ex ministra de Defensa, tras ser embajadora en Venezuela, “habría terminado con dos cuentas bancarias en Irán que llegaron a tener casi 48 millones de dólares” en el marco de una sospecha sobre la existencia de una maniobra de “triangulación de dinero e insumos a través de Venezuela” que data de 2011.

Santoro -el periodista que entre otros casos reveló el de la venta de armas a Ecuador en los ‘90- sostiene que “dos fuentes independientes entre sí” y “documentos reunidos por Clarín” indican que Venezuela e Irán son parte de una “nueva ruta del dinero K”, alternativa a la del “ex valijero” Leonardo Fariña.

Señala que, en el contexto del fideicomiso para el intercambio de fueloil por productos industriales, un banco suizo -el UBS de Caracas- cerró la cuenta de un fideicomiso, que administraban dos organismos del Estado venezolano y se negaron a entregar información sobre el origen de sus fondos.

La petrolera PDVSA y el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela, Bandes, eran los titulares del fideicomiso que servía para el intercambio argentino-venezolano. El banco suizo pidió datos sobre dos empresas, una caribeña y otra argentina, que los titulares de la cuenta no entregaron “para investigar si hubo lavado de dinero”. Se trata de la Compañía de Mecanizado Agrícola y Transporte Pedro Carmejo SA (de ese país) y de la local Madero del Plata SA (ex Madero Trading).

El diario sostiene que años más tarde, en febrero de 2011 “aparecen” las “dos cuentas que manejaría Garré en el Banco Tejarat”, que fue sancionado por la Unión Europea y Estados Unidos por “sus vínculos con el polémico programa nuclear iraní”.

“La primera cuenta que habría manejado Garré ‘fue abierta en la sucursal Taleghani del banco Tejarat y tuvo 35.547.000 dólares’. La segunda, abierta en la sucursal Gharani ‘recibió un depósito de 12.450.000 dólares’, siempre según las fuentes que dieron estos datos a cambio de mantener su nombre en el anonimato. La última supuesta operación habría sido registrada el 28 de abril de 2011”. En el artículo citado figuran los números de cada una de esas cuentas.

Escucha de Nisman

El diario cita luego una de las escuchas que forman parte de la investigación de Nisman sobre encubrimiento con que iba a acusar a la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

“En junio del 2013, Garré renunció al Ministerio de Seguridad y fue nombrada embajadora en la OEA. Cuando dimitió, llamativamente el líder de la comunidad chiita en Argentina y “agente” iraní, según Nisman, Jorge Yussuf Khalil se preocupó por su renuncia y le preguntó qué había pasado al agente inorgánico de la Side, Alan Bogado”, dice Clarín en su edición de hoy y reproduce textualmente la escucha en la que el chiita termina por ordenarle a Bogado: “Mañana quiero una reunión con vos”.

Desmentida oficial

“Es absolutamente falsa la información que me indica manejando una cuenta bancaria en el Banco Felton de EE.UU. de una empresa llamada Business and Service IBC. No conozco a la empresa ni al banco”, dijo a Clarín Nilda Garré, en una entrevista que -por escrito- aceptó la embajadora ante la OEA, ex ministra de Defensa y de Seguridad, ex embajadora ante Venezuela.

Fuente: ellitoral.com

Anuncios