ASSANGE

No se mueve. El fundador de Wikileaks, Julian Assange, seguirá en la embajada de Ecuador en Londres mientras Estados Unidos mantenga abierto el proceso judicial por las filtraciones de documentos clasificados, según ha informado este jueves Michael Ratner, uno de sus abogados.

Ratner ha contestado así a los rumores sobre la inminente salida de Assange, después de que las autoridades suecas accedieran de una vez por todas a interrogarlo en la sede diplomática sobre las acusaciones por delitos sexuales.

Hasta ahora, Suecia había insistido en que Assange fuera personalmente a Estocolmo para declarar por un caso de abusos sexuales, algo a lo que el periodista australiano se ha negado, argumentando que el país escandinavo podría extraditarlo a Estados Unidos.

Assange lleva desde el 19 de junio de 2012 recluido en la embajada de Ecuador en Londres ante el temor de que las autoridades británicas le detengan y le envíen a Suecia o a Estados Unidos, donde sería juzgado por filtrar documentos clasificados.

Ratner ha explicado que “incluso si el caso sueco fuera descartado, Reino Unido arrestaría a Assange por dejar la Embajada argumentando violaciones de las condiciones de fianza o algo similar”.

El abogado ha recordado que desde hace “al menos cinco años” el FBI y el Departamento de Justicia llevan a cabo una “investigación de varios temas” sobre WikiLeaks, algo que ha confirmado Joshua Stueve, portavoz de la Oficina del Fiscal de Estados Unidos en Alexandria, Virginia.

 

Fuente: huffingtonpost.es

Anuncios