Un estadounidense acusado de haber viajado al Medio Oriente en un intento fallido de unirse al grupo Estado Islámico permanece detenido sin derecho a fianza en Wisconsin.

Joshua Van Haften, de 34 años de edad, compareció por primera vez un tribunal el jueves en Madison, un día después de haber sido arrestado en el Aeropuerto Internacional O’Hare de Chicago.

Según una denuncia penal recién difundida, Van Haften fue acusado de intentar proveer apoyo material a una organización terrorista de otro país.

La demanda dice que Van Haften habló con amigos acerca de sus planes y viajó a Estambul en agosto, pero dijo que no pudo cruzar la frontera con Siria.

El fiscal federal John Vaudreuil dijo que Van Haften debe permanecer detenido porque es un riesgo para los vuelos. Agregó que el acusado no parece incompetente ni demente, que al parecer actuó solo y que el FBI no está buscando posibles cómplices.

El abogado de Van Haften, Joseph Bugni, dijo que espera “que todos los hechos salgan a la luz”.

El legajo dice que el excompañero de cuarto de Van Haften dijo al FBI que este formuló comentarios relativos a la “Guerra Santa”. Cuando se le preguntó qué quería decir, agrega, Van Hatton dobló un billete de 100 dólares de manera de hacerlo representar las torres gemelas que fueron destruidas en el ataque terrorista a Nueva York en el 2001 y dice que dobló otro billete de 100 dólares para representar un proyectil.

La próxima audiencia será el 24 de abril.

La demanda cita mensajes de Van Haften en Facebook de que no pudo cruzar la frontera siria. Se queja de que la gente que debía ayudarlo a hacerlo estaba interesada solamente en su dinero, que se había quedado casi sin nada y que lo abandonaron en una carretera sin irlo a recoger.

Los registros judiciales de Wisconsin indican que Van Haften fue condenado por agresión en 1998, agresión sexual en 1999 y desorden en la vía pública en 2007, todas en Rock County. Fue sentenciado a libertad condicional por tres años por la primera de las condenas en 1998, pero esta fue revocada y fue sentenciado a un año de prisión y a siete años por el segundo de dichos cargos.

Las agencias de inteligencia estadounidenses dijeron en febrero que hasta 150 estadounidenses han tratado de llegar a la zona de guerra en Siria para sumarse al Estado Islámico.

Por: Dana Ferguson
Fuente: elnuevoherald.com
Anuncios