La filial de KIO Networks, Sm4rt Security Services, desea reforzar sus servicios en el área de ciberseguridad, un asunto que a su juicio no le preocupa mucho al Gobierno.

ciberseguridad

Tras realizar una inversión de un millón de dólares para la construcción de su Centro de Operaciones Ciberseguridad (SOC), la tecnológica mexicana Sm4rt Security Services, filial de KIO Networks, quiere reforzar su presencia en servicios de seguridad informática, principalmente en el Gobierno.

Gustavo Chapela, director general de Sm4rt Security Services, reconoció que en el Gobierno existe una preocupación en materia de ciberseguridad para preservar la integridad de los datos críticos del Gobierno, los ciudadanos y las dependencias, así como la disponibilidad de los servicios digitales de la Administración Pública.

Con la definición de una política pública federal en materia de TI donde el gobierno establece los lineamientos básicos de manejo y resguardo de la información digital, así como la consideración de la seguridad cibernética dentro del Plan Nacional de Desarrollo, abren el optimismo de la compañía para crecer en este sector.

Sm4rt Security Services es una empresa mexicana fundada en 2004 y que en 2013 fue adquirida por KIO Networks. En el SOC se realizan tareas de administración, configuración, operación, monitoreo y respuesta a incidentes de seguridad de la información para establecer un nivel adecuado de protección de los clientes a la vez que asesora en el cumplimiento de regulaciones y normativas.

Los expertos de seguridad del SOC se encargan de analizar el contexto tecnológico y de seguridad de los clientes, para identificar y definir soluciones óptimas que resuelvan de manera efectiva y eficiente las necesidades de protección de información. Actualmente cuenta con 220 empleados y las perspectivas apuntan a 300 personas a finales del 2015 y en dos años llegar a los 500 profesionales.

 De acuerdo con la experiencia de Chapela, el espionaje no es un tema que preocupe al Gobierno, al menos en términos de ciberseguridad. “El espionaje no es la preocupación más grande, ni del gobierno ni nuestra. Creo que no es una de las grandes prioridades, no por inconsciencia sino porque el riesgo país a nivel diplomático no es alto”, consideró.

Fuente: datacentermarket.es

Anuncios