Informan en el blog de Panda Security que la Casa Blanca ha sufrido un importante ataque informático, según ha confirmado el viceconsejero de Seguridad Nacional, Ben Rhodes.

Dicen en la CNN que, mientras la Casa Blanca ha dicho que el ataque solo afectó a un sistema sin clasificar, desmintiendo la gravedad de la intrusión, los funcionarios encargados de la investigación indicaron que los hackers tuvieron acceso a información confidencial, como por ejemplo, ver los datos no públicos de la agenda del presidente. Si bien esta información no se clasifica, todavía es muy sensible y apreciada por los organismos de inteligencia extranjeros.

Lo que no quiso confirmar Rhodes es si el ataque había sido realizado por hackers rusos ni cuándo había tenido lugar, pero sí dio a entender que no se había producido durante los últimos días.

Sin querer entrar en más detalles, durante su intervención ha comentado que ya se han tomado “una serie de medidas de seguridad para evaluar y mitigar los daños”.

Así, el FBI, el servicio secreto y las agencias de inteligencia norteamericanos están ya trabajando en el asunto, del que han dicho que es el ataque más sofisticado que jamás han lanzado contra un sistema gubernamental estadounidense. La intrusión se enruta a través de ordenadores en todo el mundo, ya que los hackers lo hacen a menudo para ocultar sus pistas, pero los investigadores encontraron códigos reveladores y otros marcadores que hacen pensar que los hackers trabajan para el gobierno ruso.

 

Por Elisabeth Rojas

Fuente: muycomputerpro.com

Anuncios