El Servicio Federal de Seguridad ruso, organismo de inteligencia sucesor de la KGB, advirtió que el EI ya llegó al Cáucaso norte, al subordinar a varias unidades de guerrilleros yihadistas que actúan en esa zona del sur de Rusia.

“Algunos comandantes del grupo terrorista ‘Emirato del Cáucaso’ juraron lealtad al EI”, reveló en Tashkent, capital de Uzbekistán, Serguei Smirnov, número dos del FSB.

“La amenaza es real”, subrayó al término de la reunión de la denominada Estructura Regional Antiterrorista de la Organización de Cooperación de Shangai (OCS).

Smirnov calculó que miles de ciudadanos de los países integrantes de la OCS combaten en las filas del EI, que a fines de junio pasado proclamó un califato en Irak y Siria tras apoderarse de extensos territorios del norte y el centro de ambos países.

Citado por agencias de noticias rusas, el responsable del servicio de inteligencia aseguró que, según sus datos, al menos 1.700 son ciudadanos rusos y otros 300 tayikos.

Los responsables de las políticas antiterroristas de la OCS, integrada por Rusia, China, Kazajistán, Kirguizistán, Uzbekistán y Tayikistán, acordaron impulsar la cooperación de sus servicios secretos para vigilar todos los movimientos de los yihadistas en sus respectivos territorios, citaron las agencias de noticias EFE y Ría Novosti.

“Se trata de hacer labores de vigilancia por parte de los servicios de inteligencia de los países de la OCS, intercambiar información, recopilar datos personales de los terroristas y seguir sus movimientos”, explicó Smirnov.

 

Fuente: diariojornada.com.ar

Anuncios