whatsapp

WhatsApp cuenta con más de 700 millones de usuarios en todo el mundo, y creciendo.

Su popularidad ha hecho que los ciberdelincuentes hayan puesto sus ojos en la aplicación de mensajería instantánea más utilizada del mundo y traten de engañar a sus usuarios para obtener sus datos personales o hacerles pagar por servicios que nunca recibirán.

Para tratar de avisar a los usuarios y que extremen la seguridad a la hora de utilizar esta app, Panda Security ha publicado un recopilatorio con las estafas más peligrosas a las que puede tener que hacer frente un usuario de WhatsApp durante el uso dl sistema de mensajería.

Los cientos de milllones de usuarios de WhatsApp alrededor del mundo han hecho que esta aplicación se haya convertido en uno de los focos principales para los ciberdelincuentes. Por ello, Panda Security ha realizado una lista con las estafas más peligrosas que te puedes encontrar y cómo evitarlas.

1. Una falsa invitación a las llamadas de voz de WhatsApp

La llegada de las llamadas de voz a WhatsApp ha provocado la aparición de un nuevo fraude. Aprovechando que millones de usuarios buscan una invitación para acceder a esta nueva herramienta, los ciberdelincuentes distribuyen malware a través de un enlace que, en realidad, descarga de forma automática software malicioso.

Para evitar caer en el último fraude que ha surgido en WhatsApp hay que tener en cuenta que las llamadas de voz solo están disponibles para teléfonos Android.

2. Fraudes vía navegador

Después de que WhatsApp lanzara su plataforma para navegadores, surgieron sitios web fraudulentos con el fin de robar tus datos bancarios.Estas falsas páginas web explotan distintos tipos de estafa: piden el número de teléfono de los usuarios más incautos para suscribirlos a servicios premium de descargas por los que cobran tarifas especiales, hacen que los usuarios descarguen una aplicación en sus ordenadores que, en realidad, es un troyano que permitirá a los ciberdelincuentes obtener información tan confidencial como los datos bancarios.

En este caso, hay que tener claro que la única versión de WhatsApp para navegador, que es gratuita y, sobre todo, que no necesitas descargar nada en tu ordenador para poder utilizarla.

3. Cómo desactivar el doble check azul antes de tiempo

También los estafadores trataron de sacar partido del lanzamiento del famoso doble check azul de WhatsApp. Antes de que el servicio de mensajería instantánea permitiera desactivar esta función, en redes sociales se anunciaban servicios fraudulentos para acabar con el color azul del doble check.

Conseguían así que algunos usuarios se suscribiesen, sin saberlo, a un servicio de SMS premium con una tarificación especial. Recuerda: puedes desactivar el doble check desde la propia aplicación.

4. WhatsApp ‘Oro’

La Policía Nacional y la Guardia Civil advertían hace unos meses de la existencia de una estafa que puede salir muy cara. En concreto, por 36 euros al mes.

El fraude comienza con un mensaje a través de redes sociales en el que se invita a los usuarios de WhatsApp a hacer clic en un enlace para actualizar su app a la inexistente versión WhatsApp Oro, con supuestas nuevas y exclusivas características. El enlace lleva a una web donde el usuario que aspira a disfrutar de esas supuestas mejoras en su WhatsApp deberá dar su número de teléfono.

En realidad, todo aquel que dé su número se suscribirá a un servicio de envío de mensajes de texto: cada SMS recibido cuesta 1,45 euros, hasta un máximo de 36,25 euros mensuales. Si alguna vez te cruzas con este mensaje, ten en cuenta que solo hay una versión oficial de WhatsApp. El sentido común, como de costumbre, es tu mejor aliado.

5. El falso contestador de WhatsApp

Al contrario que las anteriores, esta estafa no aprovecha un servicio recién lanzado por WhatsApp, sino que, directamente, lo inventa. Todo comienza con un correo electrónico que recibe el usuario, en el que se le notifica que tiene un mensaje de voz en el inexistente contestador de WhatsApp.

Cuando le da al ‘Play’, no se reproduce ningún mensaje, sino que se descarga un software malicioso con el que los estafadores se colarán en el dispositivo. A partir de ahí, los mensajes de texto con tarifas especiales o el robo de información confidencial pueden darte un buen disgusto. Tenlo en cuenta: no existe ningún contestador de WhatsApp.

6. El espía de WhatsApp

Si bien existe WhatsApp Public, una aplicación que permite espiar a tus contactos en Whatsapp, otro fraude relacionado con WhatsApp va más allá y ofrece (con un nombre prácticamente idéntico) un servicio con el que cualquiera podría llegar a leer conversaciones ajenas. En realidad, solo es la enésima forma de colar malware en los dispositivos de los usuarios más ingenuos.

Obviamente, no se pueden espiar conversaciones ajenas y el único cambio que traerá activar este supuesto servicio vendrá en tu factura, que aumentará considerablemente.

 

Fuente: trecebits.com

Anuncios