Washington se dirigió a las corporaciones mediáticas, en particular a Sony Pictures Entertainment (SPE), para que le ayuden en la guerra de propaganda contra Rusia, según se desprende de las filtraciones del portal Wikileaks.

El archivo revelado por Wikileaks publicó el jueves más de 30.000 documentos y 173.000 correos electrónicos obtenidos tras el reciente ciberataque contra SPE.

Entre los documentos filtrados figura la correspondencia entre el subsecretario del Departamento de Estado de EE. UU. para la Diplomacia y Relaciones Públicas, Richard Stengel, y el director ejecutivo de Sony, Michael Lynton, a quien invita a movilizar sus recursos para protagonizar la guerra informativa de Washington.

“Michael, fue genial verle ayer. Como usted sabe, tenemos un montón de desafíos en la lucha contra la narrativa del EIIL (Daesh, en árabe) en Oriente Medio y la narrativa de Rusia en Europa Central y Europa del Este. En ambos casos, hay millones y millones de personas en estas regiones que están recibiendo una versión sesgada de la realidad. Y no es algo que el Departamento de Estado pueda tratar por su cuenta”, escribió Stengel.

“Me encantaría convocar un grupo de ejecutivos mediáticos que pueda ayudar a pensar en una mejor forma de responder a estos dos grandes desafíos. Esta es una conversación sobre ideas, sobre el contenido y la producción, sobre posibilidades comerciales. Le prometo a usted que va a ser interesante, divertido y gratificante”, agregó Stengel.

Por su parte, Lynton le respondió con una lista de nombres. La enumeración incluyó a Andy Bird, presidente de Walt Disney International; Phil Kent, exejecutivo de Turner Broadcasting; James Murdoch, director de operaciones de 21st Century Fox; y Drew Guff, confundador de la empresa privada de inversiones Siguler Guff.

Desde su establecimiento en 2006, Wikileaks ha publicado multitud de documentos sobre controvertidos asuntos, en especial la presión a la que EE.UU. somete a varios países.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios