La trama es extensa. El Gobierno de Barack Obama, a través del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y éste a través de FinCEn, una suerte de CIA de los delitos financieros, denunció que Banca Privada d’Andorra (BPA) colaboraba en el lavado de dinero de organizaciones criminales de Venezuela, China y Rusia. En el caso Venezolano apunta al dinero de la corrupción chavista que implica a funcionarios del ministerio de Economía de ése país. La trama ya fue denunciada, ahora USA busca los contactos argentinos.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- El 10 de marzo pasado, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos a través de la Red de Persecución de los Crímenes Financieros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (Fincen, por sus siglas en inglés) denunció que Banca Privada d’Andorra (BPA) colaboraba en el lavado de dinero de organizaciones criminales de Venezuela, China y Rusia. Estados Unidos acusó a varios ejecutivos de esa entidad. A partir de allí, el gobierno de Andorra intervino la administración de uno de sus cinco bancos y luego de su filial en España, Banco Madrid.

Los acontecimientos siguieron con la renuncia del consejo de administración y la detención del  consejero delegado Joan Pau Miquel. Luego sobrevino una fuga de depósitos y previsiblemente se tuvo que aplicar un corralito. Por último, vino la declaración de la suspensión de pagos de Banco Madrid.

FinCen, detectó un entramado de operaciones que permitía que dinero de la corrupción del gobierno chavista de Venezuela desembocara en el circuito financiero internacional a través de la Banca Privada de Andorra.

La denuncia de FinCen dice: “Esta red de lavado de dinero trabajó en estrecha colaboración con funcionarios de alto rango del gobierno en Venezuela, agentes residentes en Panamá y un abogado de Andorra para establecer empresas fantasmas.

Además, agregan que esta red de lavado de dinero posee cientos de empresas fantasmas y estaba “bien conectada” con funcionarios del gobierno venezolano. Para lavar el dinero se emplearon métodos como contratos falsos, sobrefacturación y subfacturación, entre otras prácticas, indicó el portal prodavinci.com

Pero, además de las empresas fantasmas, las operaciones para el lavado implicaron el desarrollo de complejos productos financieros para poder extraer fondos de PDVSA, la petrolera venezolana. Así, la Banca Privada de Andorra “aproximadamente procesó 2 mil millones de dólares en transacciones relacionadas con este esquema de lavado de dinero”, según dice el mismo comunicado.

Otros dos gerentes de BPA ayudaron a presuntos lavadores de dinero rusos y chinos que fueron arrestados previamente en España, señaló el departamento en un comunicado.

Pero en cuanto a Venezuela, dos “asesores” del ex-ministro de Economía Nelson Merentes, dotados de pasaportes diplomáticos, fueron investigados por presunto blanqueo en Andorra.

El gobierno chapista le otorgó pasaportes diplomáticos a funcionarios del ministerio de Economía con el propósito de ocultar dinero en el pequeño país europeo. La autorización la habría dado el propio Hugo Chávez, según la investigación de la policía andorrana, reveló el portal MercoPress.com.

La presunción sobre la decisión de Chávez surge porque la figura de “asesor de ministro” no aparece entre los cargos que tienen derecho a recibir un pasaporte diplomático, pero el reglamento faculta a la Cancillería a otorgar estos pasaportes a otras personas “cuando así lo ordene el Presidente”.

Un funcionario de la cancillería venezolana reveló que durante el mandato de Hugo Chávez era frecuente la emisión de pasaportes diplomáticos para “asesores” de ministros.

Un informe del grupo anti-blanqueo de la policía andorrana, realizado entre 2010 y 2012, “implica a dos funcionarios del departamento que dirigía Nelson Merentes (…) Tulio Antonio Hernández Fernández y Gabriel Ignacio Gil Yánez”.

“La citada investigación, bautizada con el nombre de Operación Crudo, advierte que estas personas utilizaron la entidad y su filial en Panamá para legitimar grandes cantidades de dinero producto de operaciones sospechosas”, asegura la investigación que reveló MercoPress.

El Banco de España intervino su filial española, Banco Madrid, algunos de cuyos clientes fueron investigados por el Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales. Entre los implicados, la prensa española señaló a varios venezolanos: el ex-viceministro de Energía Nervis Gerardo Villalobos, el ex-viceministro de Desarrollo Eléctrico Javier Alvarado, el ex-viceministro de Interior y Seguridad Ciudadana Alcides Rondón, el ex-director de Seguridad Carlos Luis Aguilera Borjas, el exirigente de la petrolera PDVSA Francisco Rafael Jiménez Villarroel y el empresario Omar Farías.

Una fuente conocedora de la investigación apuntó que ”Hernández Fernández y Gil Yánez llevaban a Andorra maletas –vía valija diplomática– llenas de dinero en efectivo, que repartían en distintas cuentas”.

La investigación que ha llevado a destapar la relación entre Venezuela y la BPA fue desencadenada por la detención del comisario Norman Danilo Puerta Valera, ex-jefe de la División contra drogas de la policía científica de Venezuela. Puerta Valera, que tenía una cuenta en el banco andorrano con 1,4 millones de dólares, fue detenido en 2010 acusado de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico.

Fernández y Gil Yánez  tienen antecedentes penales. Hernández había sido condenado por la justicia venezolana por tráfico de heroína en 2000, mientras que Gil Yánez estuvo preso en 2010 por intento de robo de un avión, precisó el portal ElMundo.es.

 

Fuente: urgente24.com

Anuncios