Correos electrónicos filtrados y publicados por WikiLeaks muestran la inquietud de los ejecutivos del gigante de la tecnología y el entretenimiento Sony por las informaciones que asociaban la marca con el ataque israelí que causó más de 2.200 muertes en Gaza el año pasado.

Según los documentos hechos públicos por WikiLeaks, el jefe de seguridad corporativa de Sony Pictures Entertainment Stevan Bernard escribió en agosto de 2014 a David Diamond, asistente ejecutivo para el presidente, y al director ejecutivo Michael Lynton para informarles acerca de una información aparecida en los medios que apuntaba a que “los CCTV [circuito cerrado de televisión] de Sony fueron utilizados como parte del sistema de guía para los cohetes israelíes que bombardearon Gaza”.

Lea también: WikiLeaks: EE.UU. atrae a Sony hacia su guerra propagandista contra Rusia

Bernard aseguró a sus superiores de que no había nada de lo que “alarmarse” en ese momento, pero les dio detalles de una publicación en Facebook que pedía el boicot de Sony a propósito de la cuestión y que mencionaba a Lynton, la copresidenta Amy Pascal y otros ejecutivos de la compañía.

“No estaba amenazando y no se ha materializado”, escribió Bernard, agregando que la publicación solo había acumulado un puñado de ‘me gusta’. “Todo el asunto parece haberse calmado. Vamos a seguir controlándolo”, aseguró el jefe de seguridad corporativa de Sony Pictures Entertainment.

Bernard se refería a una información de la cadena iraní Press TV en la que el reportero Halla Alsafadi describía su visita a la pequeña localidad de Khuza situada al este de Khan Younis, en Gaza, donde decenas de civiles habían sido asesinados por las fuerzas israelíes.

 

Fuente: rt.com

Anuncios