El 1 de abril de 2015, el parlamento de Tanzania aprobó un proyecto de ley de delitos informáticos que apunta a la pornografía infantil, el ciberacoso, la suplantación de identidad, la producción electrónica de contenidos racistas y xenofóbicos, los mensajes no deseados (es decir, spam), la interceptación ilegal de comunicaciones y la publicación de falsa información; todo en una sola ley.

Durante la misma sesión de parlamento, también se presentaron otros tres proyectos de ley: Acceso a la Información (AI), Servicios de Comunicación, y Estadística. No obstante, la ley de delitos informáticos es nueva, y la versión publicada en línea (no la versión final) generó un debate instantáneo.

Al igual que en muchos otros países, el fraude informático y la estafa financiera son, de hecho, una amenaza constante dentro de Tanzania. Pero el proyecto de ley abarca mucho más que eso. Y ahora ha sido presentado a pesar de las críticas de políticos opositores, especialistas en medios sociales y activistas de derechos humanos. Los principales oponentes de la sociedad civil a la legislación afirman queharán juicio contra el gobierno si el presidente convierte el proyecto en ley. El periódico local The Citizen ha identificado varios de los puntos de mayor interés del proyecto de ley para los usuarios de internet.

En un análisis para CIPESA, un grupo regional de normativas de las TIC, la periodista y analista ugandesa Juliet Nanfuka escribe que el principal objetivo del proyecto de ley de delitos informáticos debería ser el de salvaguardar los derechos de los ciudadanos en internet. En lugar de eso, afirma, muestra un “manifiesto desinterés por la libertad de prensa y la libertad de expresión, [otorga] poder excesivo a la policía y [limita] las protecciones que se brindan a los ciudadanos comunes”.

El proyecto de ley prohíbe la publicación de información “equívoca, engañosa o falsa”, medida que, según observa Nanfuka, presenta una clara amenaza a la expresión libre y abierta en internet. Garantiza a la policía una amplia facultad para registrar las casas de los presuntos infractores de la ley, retener sus equipos electrónicos y exigir la información de los proveedores de servicios de internet. Aidan Eyakuze y Ben Taylor, quienes trabajan para la iniciativa independiente de África Oriental Twawezaargumentaron que el proyecto de ley otorga demasiado poder a la policía sin un control significativo:

… el proyecto de ley otorga incluso a policías muy novatos la facultad de registrar y/o confiscar cualquier equipo electrónico o información, incluso el contenido de los mensajes, sin que se requiera una justificación razonable ni se realice un control. Esto incluye solicitar información a los proveedores de servicios de internet y redes de telefonía móvil.

El bloguero tanzano Thinklessactmore observó que la policía podía utilizar la ley para “perseguir a los activistas de internet porque sospecha de ciberacoso sin el debido procedimiento legal”. El usuario de Twitter Sultan Rajab, consultor impositivo y financiero de Tanzania, dijo que tenía pensamientos positivos sobre el proyecto de ley, pero que le preocupaban los poderes otorgados a la policía:

Es un buen proyecto de ley. Me preocupa el poder que dan a la policía. Los ignorantes o los que ganan poco podrían sufrir.

El proyecto de ley además criminaliza el envío de información “sin previa solicitud” por medios electrónicos. Aunque esta sección busca apuntar al spam y los actos de phishing, podría ser interpretada de manera bastante amplia. Maria Sarungi Tsehai, experta en comunicaciones y fundadora de la organización Change Tanzania, preguntó:

¿Cómo se transmite cualquier mensaje bajo solicitud? ¿Me llaman y me piden que les escriba un correo?

El proyecto de ley de delitos informáticos está vinculado a los nuevos proyectos de ley antes mencionados sobre el acceso a la información, servicios de comunicaciones y estadísticas, que podrían tener un fuerte impacto sobre la libertad de expresión dentro de Tanzania. Sin embargo, a diferencia del proyecto de ley de delitos informáticos, ninguno de los tres ha sido compartido con el público en sus versiones actuales.

Los comentaristas de medios sociales y los periodistas intercambian opiniones sobre por qué creen que el gobierno de Tanzania se preocupa por ocultar estos proyectos de ley al público, al mismo tiempo que procuran agilizar su proceso de aprobación. Algunos se preguntan si se debe al hecho de que Tanzania se prepara para las elecciones de fines de octubre de 2015. En los últimos dos años, el partido de gobierno de Tanzania, Chama Cha Mapinduzi (CCM), ha enfrentado cada vez más la creciente influencia de los partidos de oposición. Al mismo tiempo, los periodistas y los medios han sufrido amenazas y violencia.

En el blog del Washington Post, Keith Weghorst y Ruth Carlitz argumentan que el seguimiento acelerado de los proyectos de ley es “congruente con la conducta de un partido de gobierno dispuesto a mantenerse en el poder a toda costa”.Escriben: “Cuanto más pueda el gobierno debilitar la legitimidad de las críticas opositoras, monopolizando el flujo de información de dominio público, mejor posicionado está para evitar que los escándalos y el bajo desempeño lo perjudiquen en las encuestas”.

Thinklessandactmore se sorprendió de que Tanzania se haya dado cuenta de la necesidad de regular el uso de internet, pero afirmó que el proyecto de ley se precipitó en el parlamento:

Es importante tener una ley que regule las actividades en línea y el uso de internet, pero debería hacerse de manera correcta. No hay apuro en tener esa ley; no ha habido ninguna en los 53 años de independencia. Si lleva uno o dos años tener una mejor ley de delitos informáticos, pues que así sea; realicemos toda la investigación del caso, recopilemos distintas opiniones sobre el proyecto antes de presentarlo al parlamento.

Lwanda Magere, ingeniero en sistemas, acusó a los autores de utilizar la estrategia del “copio y pego”:

Ley de delitos informáticos Tanzania: copiada y pegada, casi cero capacidad de aplicación.

El bloguero tanzano PATO compartió a modo de broma una foto que muestra la cantidad de miembros del parlamento que presentaron el proyecto de ley:

Estos son sus miembros del parlamento que presentaron ayer el proyecto de ley de delitos informáticos. ¡Voten a conciencia en octubre, amigos!

 

Por Ndesanjo Macha

Traducción: Romix

Anuncios