La estrella / El acuerdo conocido como Trans-Pacific Partnership (TPP) es un ambicioso tratado de libre comercio que incluye a once países, entre los que figura Estados Unidos, y que ha sido criticado por sus negociaciones a puerta cerrada.

El tratado es puesto en marcha 2005, con un nombre distinto y contaba con cuatro países miembros: Chile, Brunéi, Nueva Zelanda y Singapur. Pero cuando Estados Unidos mostró interés, otras naciones se sumaron al proyecto (Australia, Canadá, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam) que busca eliminar aranceles entre los países miembros y regular diversos números de temáticas que incluyen desde la agricultura, aduanas, inversión, bienes industriales, textiles, servicios, hasta derechos de autor, patentes e inversiones estatales.

Juntos, los países miembros y los que se encuentran en proceso de integrarse representan el 40% del PIB mundial.

En Estados Unidos el tratado ha sido impulsado bajo la administración de Barack Obama. Sin embargo el mandatario estadounidense ha tenido que hacer frente a las críticas que vienen desde su propio partido, como la senadora Elizabeth Warren, y Harry Reid.

“Yo no estaría haciendo este acuerdo comercial si no creyera que es bueno para la clase media’, indicó Obama frente a las críticas en su contra, según reporta el diario inglés The Guardian .

Para Reid, sin embargo, este no es el caso, pues teme que la apertura del mercado estadounidense debilite sectores industriales desacelerados, de acuerdo a información de la agencia AFP .

Según la organización sin fines de lucro Global Trade Watch, la entrada de este tratado significaría una reducción salarial del 90% para los trabajadores de Estados Unidos.

De momento, lo que preocupa a muchos es que la negociación se mantenga oculta al público general. Sin embargo, Wikileaks ya ha filtrado varios documentos de la negociación.

Según lo que ha salido a la luz las compañías multinacionales tendrían la capacidad de pasar por alto las regulaciones y leyes estatales que afecten sus inversiones.

Es un tratado que favorecería los intereses de las grandes compañías y sus inversiones por encima de la legislación nacional.

El senador Charles E. Schumer, de Nueva York, se mostró preocupado ante esta revelación. El TPP”podría desafiar una amplia gama de leyes que aprobamos en todos los niveles de gobierno, como las leyes hechas en los Estados Unidos o las leyes antitabaco’, dijo al diario New York Times .

Este poder que se le estaría dando a las compañías no acabaría ahí. Preocupa a las organizaciones ambientalistas, pues si una compañía provoca daños al medio ambiente, el Estado no podría intervenir.

De acuerdo con Wikileaks , la sección del tratado que toca el medio ambiente es la más débil, carece de”cláusulas obligatorias’ y no aparecen”sanciones penales’. Según Julian Assange, citado en la web de Wikileaks se trata de”relaciones públicas’.

La Oficina Representante de Comercio de EE.UU. difiere de esta posición en su página web, aseguran que el TPP tiene como objetivo reforzar la protección del medio ambiente.

El tratado tocaría temas importantes como la biodiversidad, especies exóticas invasoras, el cambio climático y otros.

==========

Barack Obama

“Escucho a quienes no cesan de decir que este acuerdo comercial es malo, pero cuando se miran los hechos, están equivocados’,

PRESIDENTE DE EE.UU.

==========

TRATADO COMERCIAL

Los sindicatos de EE.UU. han criticado a Barack Obama sobre el TPP.

Según Richard Trumka, líder sindicalista de EE.UU., el tratado sirve a los intereses de las élites políticas y económicas.

Los sindicatos temen que el tratado debilite la industria de EE.UU..

Con Información de La estrella

Fuente: entornointeligente.com

Enlace original: http://www.entornointeligente.com/articulo/5784113/La-agenda-oculta-del-TransPacific-Partnership-28042015

Anuncios