El juez de de la Cámara Penal de Viedma Juan Bernardi fue detenido hoy luego de que el Consejo de la Magistratura de Río Negro determinara su desafuero. La semana pasada el juez Favio Igoldi dictó el procesamiento para él y su empleado Julio Anteuque, en el marco de una causa por presunta corrupción de menores en esta capital.

Pero el magistrado estaba en libertad protegido por sus fueros. Tras el fallo de la Magistratura, Bernardi se encuentra en la Unidad Regional 1 de Viedma pero el SubJefe de la Policía de Río Negro, Juan Martínez, informó que aún no se sabe cuál será su destino.

Hace una semana y media, el magistrado había dado testimonio frente a Igoldi y al salir aseguró que estaba totalmente ajeno a los hechos que se le imputaban. En principio, se sabe que en 2014 una mujer realizó una denuncia al Ministerio de Desarrollo, conducido en ese momento por Ricardo Arroyo, sobre una supuesta red de corrupción, manejada por personalidades de Viedma, que utilizaba menores en sus fiestas sexuales.

Arroyo anticipó que el nombre de Bernardi aparecía mencionado por al menos tres menores de edad. El ministro entró en una fuerte polémica con Bernardi y su abogado Manuel Mazza y fue desplazado del cargo. Pero el proceso judicial siguió su rumbo. Según se supo, el empleado de Bernardi, Anteuque, había llevado a tres menores a la chacra del juez para comer un asado. En una entrevista realizada a una de las chicas en una cámara Gesell, esta relató haber visitado la propiedad del juez pero aseguró que no hubo sexo. Aunque confesó que ejercía la prostitución. Las otras dos menores aun no han sido entrevistadas.

Igoldi argumenta que existen suficientes elementos como para procesar al juez ,quien desde el principio alegó su inocencia. Anteuque, no obstante, tiene antecedentes penales por consumo de drogas y comportamiento violento. El tercer imputado en este expediente, Fabían Peralta, en el que figuran Bernardi y su empleado, se suicidó a las pocas horas de enterarse de que sería indagado por la justicia rionegrina.

Existe un segundo expediente que incluye a cinco adultos de Viedma pero aun no han sido dados a conocer sus nombres.

 

Por Claudio Andrade

Fuente: clarin.com

Anuncios