Hay actores sociales y políticos que por su relevancia e impacto en la opinión pública se vuelven virales para la estabilidad del sistema. Durante el interregno mexicano 2000-2012, las élites transversales jugaron un papel fundamental en la gobernabilidad del país. Ninguna reforma era cabalmente procesada sin el consentimiento de esas élites, que operaron a sus anchas desde el Congreso.

Esas facciones y camarillas se mantienen vigentes y juegan, a su manera y bajo nuevas circunstancias, a acotar al Presidente. Otro grupo sensible de actores relevantes está en los grandes medios de comunicación. El noticiario matutino de MVS conducido por Carmen Aristegui era uno de ellos. No es difícil entender la dialéctica del proceso que tiene a Aristegui fuera del cuadrante: un espacio incómodo al régimen y al Presidente. Ni el error cometido por la periodista ni la reacción desmedida de los dueños de MVS ocultan el origen de la exclusión: el grupo compacto de Los Pinos.

Abogado de MVS, ascendió a Los Pinos

En un país donde nada en los grandes medios de comunicación ocurre por azar, resulta imposible dejar fuera del análisis la hipótesis que detrás de la andanada contra Aristegui está la presidencia de la República. Eduardo Sánchez habría llegado al cargo que hoy ostenta con la encomienda de cuidar la imagen de Enrique Peña Nieto. Es un hecho que “En Los Pinos no se quedan con los brazos cruzados. Hacen su labor…con llamadas directas a concesionarios y periodistas”i.

El viernes 6 de marzo, fue sustituido David López como coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia de la República. En su lugar quedó Eduardo Sánchez Hernández, “…un abogado con experiencia en asuntos empresariales de radio y televisión y con carrera política priísta (fue diputado federal). Además fue vicepresidente corporativo de asuntos jurídicos y de telecomunicaciones de MVS, de 2001 a 2006, vocero y director jurídico en años posteriores”ii. Eduardo Sánchez forma parte del equipo de Aurelio Nuño, Jefe de la Oficina de la Presidencia.

En política no hay coincidencias. Poco después de su llegada a ese puesto, “…la empresa de Joaquín Vargas inicia una escalada contra Carmen Aristegui y su equipo de investigación, el mismo que reveló el escándalo de la Casa Blanca del primer mandatario Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera”iii.

¿Venganza de Los Pinos?

¿La exclusión de Aristegui de MVS es una venganza del grupo compacto de Los Pinos? Si no lo es mucho se le parece. El proceso de exclusión exacerba las contradicciones. En plena era digital y con el boom de las redes sociales, la exclusión de una periodista como Carmen Aristegui resulta un despropósito monumental.
“Silenciar la voz en radio abierta de un equipo profesional y respetable es otra agresión a la sociedad, y un intento de amordazar las expresiones periodísticas que indagan y denuncian una parte del mar de corrupción, abusos y violencia en que se ha sumido al país”iv.

MVS tiene algunos refrendos pendientes en sus concesiones. Entregar el micrófono de Aristegui se habría hecho para suavizar las relaciones entre Joaquín Vargas y el establecimiento federal: “…el gobierno de Enrique Peña Nieto se ha volcado al control y sometimiento de la gran mayoría de los medios de comunicación, no sólo por la vía de cuantiosos recursos destinados a la cooptación, sino de las peores formas de intimidación, chantaje, hostigamiento empresarial y personal (…) lo único en lo que están pensando es cómo proteger al Presidente Peña Nieto cuando deje de serlo, cómo construirle su impunidad transexenal”v.

El temor a MéxicoLeaks

Todos los elementos disponibles y el contexto social y político del país, apuntan hacia una conspiración desde Los Pinos. “El presidente de la República Enrique Peña Nieto, su Secretario de Hacienda Luis Videgaray, el jefe de la Oficina de la Presidencia Aurelio Nuño y Alejandra Lagunas, la encargada de redes digitales del Gobierno, están sumamente preocupados por la aparición de la plataforma MéxicoLeaks.

Cada quien desde su ámbito ha hecho sentir la presión y han expresado sus inquietudes a diversos actores, incluidos opositores al gobierno (…) Lo que conmocionó a los cuatro personajes que realmente ejercen el poder en el gobierno, fue la inclusión en ese conglomerado de medios, de la unidad de investigaciones especiales de Carmen Aristegui, sobre todo conscientes de que uno de los asuntos con los que puede estrenarse la nueva plataforma, es una investigación periodística que ya realizaba el equipo de la directora y conductora de la primera emisión de Noticias MVS: la casa que Luis Videgaray compró a Grupo Higa –de Juan Armando Hinojosa Cantú— en una auténtica ganga de 7.5 millones de pesos, la que en realidad tiene un valor aproximado de 3 millones de dólares.

La casa de Videgaray

Esa casa originalmente fue propiedad de Nelson Vargas, quien se desempeñó durante el gobierno de Vicente Fox como Presidente de la Comisión Nacional del Deporte, y así la registró en su declaración patrimonial en el año 2000”vi.

El senador panista, Javier Corral, dice estar convencido de que se trata de una maniobra “…desde la Presidencia de la República para silenciar la voz más crítica, valiente e informada que tienen los poderes fácticos frente a sí. Veo flaquear nuevamente a MVS, y he hecho llegar por diversos conductos mi punto de vista…Soy amigo de Joaquín Vargas Guajardo…y sé que este artículo lo puede molestar hondamente, me disculpo de antemano. Hemos construido una amistad basada en la honestidad, la verdad y el respeto a nuestras diferencias. Si alguien sabe que milito en el interés público es él, y que dadas las actuales circunstancias que vive México, de brutal regresión autoritaria y escandalosa corrupción política, volverme otra vez neutral no me queda y menos quedarme callado. Lo que está en juego es demasiado y sé que tras este silenciamiento viene la represión. No es casualidad que un policía sea el Secretario de Gobernación”vii.

Ahora, el veto a Aristegui será efectivo…

No se requieren dotes excepcionales de analista para saber que lo que viene es un veto portentoso de régimen en contra de Carmen Aristegui. “En un nuevo escenario de competencia: Carmen Aristegui no tendría cabida en las nuevas cadenas, salió de Imagen en una mala situación con Pedro Ferriz y en 2008, después de meses de negociaciones con la familia Aguirre de Radio Centro, no se concretó su contratación y la idea de incorporar a Aristegui en Radio Centro le dio un margen de negociación a dicha empresa con el entonces presidente Felipe Calderón”viii.

Ahora, el veto del régimen a Aristegui será efectivo. “Los medios electrónicos operan mediante concesiones gubernamentales, lo cual les crea un vínculo si no de dependencia, sí de constante supervisión. A veces de amago.

Si la ley se aplicara a rajatabla, todos se quedarían mudos. Los medios escritos no tienen esa circunstancia, pero tienen otro vínculo de dependencia: la publicidad oficial, mano magnificente o cicatera –según el caso— cuya generosidad selectiva nunca ha sido reglamentada, conocida a fondo o justificada y la cual se usa para premiar o castigar según el viejo apotegma: ‘no pago para que me peguen’”ix.

Libertad de expresión, de luto

En plena era de la información y en medio de una revolución digital que trastoca paradigmas de acceso a documentos y datos sensibles de todo tipo, la plataforma MexicoLeaks significa un punto de quiebre con potencial para mostrar el esqueleto y el cuerpo de un sistema político autoritario y esencialmente corrupto. “Leak, en inglés significa gotera, filtración. El término se hizo famoso mundialmente cuando Julian Assange se convirtió en el rostro visible de WikiLeaks. Proyecto de información que puso en evidencia la manera de hacer diplomacia del gobierno de los Estados Unidos, mediante la filtración de miles de documentos de las embajadas de dicho país con el Departamento de Estado”x.

MéxicoLeaks está llamado a convertirse en un factor crítico para el estatus quo. Busca que ciudadanos puedan compartir información relevante de manera anónima y segura para que pueda ser compartida. La iniciativa tiene su origen en la ONG holandesa Free PressUnlimited y en The Globaleaks y Asociate Whistlebowing Press. Albana Shala, coordinadora del proyecto a nivel internacional señala que “…pensaron en México porque es un país con muchos problemas y muchos riesgos para periodistas que son perseguidos o asesinados sólo por hacer su trabajo, es decir, informar a la gente”xi.

En MexicoLeak participan “Daniela Pastrana, de Periodistas de a Pie, Irvin Huerta, de Noticias MVS, Rafael Rodríguez, de Proceso, Erick Reyna, de Revista MX, Luis Fernando García, de la Red por los Derechos a la Información, Alfonso Flores, del Colectivo Más de 131,Dulce Ramos, de Animal Político, y Carlos Brito, de Red por los Derechos a la Información”xii.

 

Difícil precisar en ciencias sociales cuándo una ruptura provocará un efecto que desestabilizará al sistema en su conjunto. Lo cierto es que en nuestro país, se suman a diario nuevas líneas de fractura con potencial para afectar los términos de la frágil gobernabilidad. “En México hay una convicción optimista de que las instituciones más importantes de la República aguantarán las aspiraciones de una regresión autoritaria. Hoy hay varios escenarios de suma preocupación que hubieran parecido inimaginables hasta hace muy poco tiempo. Sin embargo estas malas versiones del futuro han evolucionado de imposibles a probables, como el caso de la salida del aire de Carmen Aristegui, la periodista con mayor impacto en el debate público del país. La libertad de expresión está de luto y la corrupción impune se viste de plácemes”xiii.
i Alanís, Elisa, Razones y pasiones en El Universal. México, marzo 13, 2015. p.-12.
ii Hernández López, Julio, Astillero en La Jornada. México, marzo 13, 2015. p.-8.
iii Villamil, Jenaro, Acosada por la Casa Blanca en revista Proceso número 2002. México, marzo 15, 2015.
iv Hernández López, Julio, Astillero Op. Cit. Supra. p.-8.
v Corral, Javier, Rotafolio en El Universal. México, marzo 15, 2015.
vi Ibidem.
vii Ibidem.
viii Augusto, Leo, Carmen Leaks en El Gráfico. México, marzo 12, 2015, p.-19.
ix Cardona, Rafael, El cristalazo en La crónica de hoy. México, marzo 15, 2015. p.-1.
x Augusto, Leo, Carmen Leaks, Op. Cit. Supra, p.-19.
xi Corral, Javier, Rotafolio, Op. Cit. Supra.
xii Bustillo, Juan, Sólo para iniciados en Impacto El Diario. México, marzo 12, 2015. p.-3.
xiii Pardinas, Juan E., Tres escenarios en Reforma. México, marzo 15, 2015. p.-11.

 

Por Gerardo Nieto

fuente: revistaenmarcha.com.mx

Anuncios