Un ganador de un premio Pulitzer dijo que Pakistán sabía del operativo del presidente de Estados Unidos.La Casa Blanca rechazó el artículo y dijo que hay contradicciones.

 

La historia de la Casa Blanca pudo haber sido escrita por Lewis Carroll (el autor de “Alicia en el país de las maravillas”)”. Un reconocido periodista estadounidense, ganador de un premio Pulitzer, acusó al presidente Barack Obama de haber mentido sobre la operación en la que fue ejecutado el líder terrorista Osama Bin Laden, y aseguró que el Ejército y los servicios secretos de Pakistán tuvieron un papel clave.

Esta versión, sobre cómo murió el líder de Al Qaeda, rápidamente se convirtió en tendencia en las redes sociales. Hasta ahora, Washington siempre había dicho que llevó a cabo la operación sin conocimiento de las autoridades paquistaníes, pero según el relato de Hersh, la CIA y los servicios de seguridad de Estados Unidos no jugaron ningún papel relevante a la hora de descubrir a Bin Laden.

La administración de Obama había explicado que recibió información del paradero de Bin Laden cuando rastrearon su servicio de mensajería, y que el terrorista murió en un tiroteo con un equipo de élite de los Navy SEALs.

“La colaboración de Pakistán fue mucho mayor de lo que se creía hasta ahora en la preparación de las tropas de élite estadounidenses que llevaron a cabo la misión en Abbottabad en mayo de 2011”, contó Seymour Hersh en un largo artículo publicado en la última edición de la revista “London Review of Books”.

Para realizar estas afirmaciones, Hersh se habría basado en el testimonio de un alto funcionario retirado de los servicios secretos de Pakistán al que no identifica y otras fuentes estadounidenses.

“¿Bin Laden, objetivo de una persecución internacional a gran escala, realmente decidiría que una localidad a cuarenta millas de Islamabad sería el lugar más seguro para vivir y comandar las operaciones de Al Qaeda? Se ocultaba a plena luz. Eso es lo que dice Estados Unidos, pero es falso“, escribió el periodista.

La CNN informó que la Casa Blanca rechazó el reporte y dijo que hay “muchas inconsistencias” en el informe del periodista, quien fue el primero en informar en 2004 de los abusos y torturas en la cárcel militar estadounidense de Abu Ghoreib, cerca de Bagdad.

Altos funcionarios paquistaníes aseguraron que no hubo ninguna alarma cuando los dos helicópteros que llevaban a las fuerzas especiales estadounidenses cruzaron la frontera desde Afganistán en dirección a Abbottabad.

“Tenía que hacerse”, citó el periodista a un paquistaní con vínculos con las agencias de inteligencia. “No por el enriquecimiento personal, sino porque si no serían cortados todos los programas de ayuda estadounidenses”.

El artículo añade también que  Bin Laden estaba bajo custodia de los servicios secretos paquistaníes desde 2006 en la casa de Abbottabad, y una fuente afirmó que su salud se había deteriorado hasta el punto de que era un inválido.

Leé también: Quién mató a Osama Bin Laden

Asad Durrani, un ex jefe del servicio secreto paquistaní de principios de los noventa, había declarado en una entrevista con Al Jazzera que era “probable” que la inteligencia de Pakistán supiera dónde estaba el terrorista. “Si tienes a alguien como Osama Bin Laden no lo entregas sin más a Estados Unidos”, dijo Durrani.

Hersh, colaborador de “The New Yorker” y experto militar, se especializó en periodismo de investigación. Saltó a la fama mundial en 1969 al destapar la masacre de My Lai durante la guerra de Vietnam, por lo que obtuvo el Premio Pulitzer en 1970.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios