Daniel Estulin, exespía, periodista de investigación y escritor ruso, reconocido por el libro La Verdadera Historia del Club Bilderberg, en el que hace diez años reveló los entresijos de este poderosísimo lobby del que hasta entonces apenas se conocía su existencia, arribó a la ciudad para dirigir el seminario internacional “Visión de los problemas Geopolíticos y sociales del Mundo”.Lea aquí (Escuela de Gobierno realiza seminario para transformar el pensamiento)

El encuentro, organizado por la Escuela de Gobierno y Liderazgo, a través de su Centro de Pensamiento, se realizará hoy, a partir de las 8 de la mañana, en el Teatro Adolfo Mejía. Su objetivo es proponer a la ciudadanía un proceso de transformación de la mentalidad, desde lo global, que pueda ser el impulso para adoptar nuevas visiones en el nivel local.

“Lo primero que una persona tiene que hacer, por encima de todo, para transformar su pensamiento y dejar de ser borrego de las élites, es apagar la tele, venderla a su peor enemigo o tirarla a la basura directamente. El Gran Hermano no es uno que te vigila, somos nosotros mismos poniendo la tele y dejando que nos lave el cerebro. Entonces si quieres ser feliz apaga la tele”, aseguró Estulin.

Para alcanzar esta transformación, a nivel nacional, señaló que es indispensable darse cuenta de la necesidad de una educación de altísimo nivel.

“La educación en Colombia no es muy buena, en Estados Unidos es mala, en Canadá es mala, en Europa es malísima, y en Rusia están cerrando el 40% de las universidades y a un hombre que tiene doctorados le están pagando dos dólares por hora, mientras que le pagan 10 al día a aquel que trabaja y no sabe hablar. Es decir, en vez de incentivar a la gente que trabaja en la educación están haciendo todo para que trabajes en cualquier otro campo”, advirtió el nominado al Premio Nobel de la Paz 2015.

Precisó que “esto está hecho a propósito (…) La gente que controla el mundo no quiere gente inteligente, porque la gente inteligente piensa, y ellos no necesitan gente que piensa de forma platónica, socrática o abstracta, porque estos pensamientos llevan a hacer análisis de situaciones y eso es incómodo para la élite”.

LOS JÓVENES SON EL FUTURO
Estulin destacó que “el recurso natural más importante del planeta Tierra no es el petróleo ni gas natural, es la capacidad creativa de siete mil millones de personas de encontrar principios universales de naturaleza que mejoren la vida de todos, y esas son las cosas que están destrozando”.

Afirmó que para impulsar la evolución social en Cartagena o en cualquier otra ciudad, “los jóvenes son el futuro. A través de ellos podemos cambiar el mundo, porque el joven tiene una forma limpia, otra perspectiva de entender el mundo”.

 

Por Mónica Meza Altamar

Fuente: eluniversal.com.co

Anuncios