• La Yakuza es la organización criminal más lucrativa.
  • Italia cuenta con dos organizaciones entre las cinco destacadas: la ‘Camorra’ y ‘Ndragheta’.
  • Es muy difícil tasar los ingresos del crimen organizado por sus actividades de blanqueo.

Las historias de la mafia se convirtieron a partir de los años 30 en uno de los filones más fructíferos de la historia del cine. Desde entonces, las producciones sobre el mundo del hampa han servido en cierta forma para dar al público una idea de la implicación que este tipo de organizaciones criminales tienen en diferentes ámbitos de la vida política, económica y social de un país. Pero, qué se sabe realmente de este tipo de agrupaciones delictivas. Cómo se financian y cómo logran perdurar en el tiempo.

La explotación de los vicios de siempre -tráfico de drogas, juego, prostitución-, así como otras canalladas -extorsión, secuestros-, siguen siendo sus fuentes de ingresos más lucrativas, pero el crimen no es ajeno a las nuevas tecnologías y los delitos por suplantación de identidad, sobre todo a través de tarjetas de crédito, han ido en aumento.

Realizar una estimación exacta de los ingresos que el crimen organizado logra con sus sucios negocios es harto complicado, pues casi dedican más esfuerzo a ‘limpiar’ y esconder los beneficios que han conseguirlos. Uno de los puntos que dificulta este estudio es la idiosincrasia de cada una de las bandas que se dedican al delito, pues muchas de ellas son más inestables y cuentan con varias formas de organización.

Sin embargo, tal y como apunta la web ‘Insider Pro’, existen organizaciones cuya organización y jerarquía está tan bien delimitada que hace mucho más fácil la tarea de tasar sus ingresos. Es el caso de la ‘Yakuza‘, y es que en Japón son disciplinados y ordenados hasta para la extorsión y la gestión de las tragaperras en las salas de juego, sin olvidar otra de sus cualidades, la “resolución de conflictos”.

 

Yamaguchi Gumi

La ‘Yamaguchi Gumi‘ es uno de los numerosos grupos que en Japón forman lo que se conoce como ‘Yakuza’, una nomenclatura que podría traducirse como ‘mafia’, y agrupa a diferentes asociaciones del crimen del país nipón. Ocupa el dudoso honor de encabezar esta lista de las cinco organizaciones más lucrativas del panorama criminal internacional, pues se estima que ingrese anualmente unos 70.000 millones de euros, en especial gracias al tráfico de drogas.

A diferencia de otras mafias asiáticas, la ‘Yakuza’ fortalece sus lazos a través de una jerarquía muy centralizada y mediante esas fórmulas tan propias del carácter japonés, como son los juramentos y los códigos de honor. Todas estas peculiaridades han conseguido inmortalizar a esta organización milenaria, pese a los intentos de las autoridades niponas por acabar con ella.

 

Solntsevskaya Bratva

La caída de la Unión Soviética trajo consigo también el florecimiento de las organizaciones criminales del este, que empezaron a surgir como setas en Rusia, así como por el resto de los países satélites de Moscú. La legalización de la iniciativa privada, permitiendo así el libre comercio, dio alas a estos grupos, los cuales se aprovecharon de la escasa y precaria reglamentación de las nuevas leyes para tejer nuevas redes económicas, entre ellas las de prostitución. El tráfico de seres humanos sigue siendo desde entonces una de las principales fuentes de ingresos de la ‘Bratva’ (hermandad). Se estima que obtengan unos 7.500 millones de euros anuales de beneficios.

El tráfico de heroína procedente de Afganistán, se estima que el 12% de esta sustancia se consume en Rusia pese a solo contar con el 0,5% de la población mundial, es otra de las actividades más lucrativas de este grupo criminal, que a diferencia de ‘Yakuza’, cuenta con una organización más independiente, dividida en diferentes grupos que actúan de manera autónoma, pero todos ellos bajo la supervisión de un consejo superior que controla el dinero.
La Camorra
La más conocida de todas gracias al cine y la televisión, así como a la inmesa literatura que se ha escrito sobre ella. Tras décadas de esplendor, y pese a que sigue siendo muy poderosa en Italia, las autoridades policiales han asestado importantes golpes a la organización, especialmente a la delegación estadounidense.

Según un es­tu­dio de 2013, las ac­ti­vi­da­des de la mafia ge­ne­ran unos in­gre­sos cercanos a los 30.000 mi­llo­nes de euros, a di­vi­dir entre los prin­ci­pa­les gru­pos de la mafia, entre los que se encuentra la ‘Camorrra’ napolitana, cuyos ingresos superan los 4.000 millones de euros al año gracias al tráfico de armas y de drogas, la prostitución, el juego, la usura, la extorsión y las falsificaciones.

Ndragheta

Después de la ‘Camorra’, es el grupo mafioso italiano más importante en términos económicos y de arraigo social. Su centro de operaciones se encuentra en la región de Calabria, en el sur del país. Sus ingresos son similares a los de su socia napolitana, y aunque se dedican a las mismas actividades, sus vínculos con los cárteles de la cocaína en Sudamérica, controlando así gran parte de los cargamaentos de droga que llegan desde ese continente a Europa, la han convertido en una de las fuerzas del crimen organizado más poderoso de Italia desde la pasada década de los noventa.

Cártel de Sinaloa

El ‘Cártel de Sinaloa’ es la mayor organización delictiva de México, y pese a no contar con los ingresos que sus anteriores socios, apenas supera los 2.500 millones, es uno de los grupos más violentos del planeta. Su actividad ha provocado que México se convierta en el mayor distribuidor de droga en Estados Unidos, superando a páises como Colombia o Afganistán. De hecho, ha monopolizado la venta de heroína en Nueva York, alcanzando cotas de consumidores que no se conocían desde los años 70 del pasado siglo.

A pesar de la detención de su celebérrimo líder, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, en febrero de 2014, el cártel ha evitado las dispuestas internas, las cuales suelen acabar con sangrientos enfrentamientos y escisiones, reforzando su situación dentro de México, donde dirimen una cruenta guerra contra otros grupos como ‘Los Zetas’ o el ‘Cártel de Juárez’.

 

Por Marcos Teixeira

Fuente: lainformacion.com

Anuncios