Los avances en tecnología e investigación que ha hecho el gobierno federal y sus socios en el sector privado en los últimos años, han ayudado a algunas corporaciones policiacas a combatir la delincuencia con mayor rapidez y eficiencia.

Muchos de los mejoramientos se han hecho en programas de tecnología en las fuerzas federales, han sido apoyados por el sector privado, como el uso de aviones no tripulados con cámaras de más de 20 megapixeles, visión térmica, micrófonos, etc.

Policía Federal, Marina, Ejército y algunas corporaciones estatales han utilizado estos llamados drones en la investigación, persecución y detención de algunos delincuentes, como Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo” Guzmán, Servando Gómez Martínez,”La Tuta”; entre otros.

La tecnología de punta de estas unidades no tripuladas, son de volar verticalmente 450 metros de altura y tener un radio de cobertura de 3 kilómetros con una autonomía de vuelo de una hora.

En México solo hay dos empresas que proveen de este tipo de tecnología, Mercadotecnia de la Compañía Telecomunicaciones y Servicios del Norte y IVG Comercializadora, empresas que venden productos de última generación a las fuerzas federales.

También la tecnología de última generación se utiliza en las investigaciones forenses, principalmente en algunos estados del norte del país como Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León donde los grupos del crimen organizado tienen enfrentamientos entre contrarios o con corporaciones policiacas.

Lo último en verificación de balas, es la llamada cámara de disparo que ayuda a los peritos en balística a definir el tipo de arma, zona de disparo en cuestión de segundos.

También se tiene un dispositivo para registro masivo de armas de fuego que reduce fe alrededor de 45 minutos el registro de una persona con sus huellas su foto, sus biométricas, así como de su arma y la manera como esta arma la huella balística que deja el arma a solamente 15 minutos

Esto se complementa con un dispositivo de registro de armamento para las corporaciones policiacas municipales, estatales y federales que busca identificar quién dispara su arma en un enfrentamiento.

Toda esta tecnología es aplicada por algunas dependencias como la Procuraduría General de la República (PGR) en estados como Guerrero, donde se han localizado tan solo en el basurero de Colula 250 puntos de posibles fosas clandestinas, estas investigaciones se realizan con aparatos especializados para el registro de restos óseos.

Hasta el momento la tecnología de punta utilizada por las fuerzas armadas y federales, han ayudado a desarticular algunas organizaciones delictivas, así como la captura de líderes de carteles del crimen organizado.

Por Raúl Flores Martínez

Fuente: elarsenal.net

Anuncios