Desde hace varios años el portal de internet Wikileaks se convirtió en un espacio en el que se denuncian los actos y comportamientos que son censurados por los gobiernos con mayor influencia en el mundo. De esta forma, Wikileaks le ha servido como fuente de información a millones de personas en el mundo y, en especial, a los periodistas quienes también son responsables de emitir y difundir la información a la sociedad.

Adicional a esto, existen comentarios y críticas que se han hecho respecto a este portal, ya que gracias a internet y a las nuevas tecnologías la forma de difundir la información ha cambiado. La mayoría de portales publican la información de forma gratuita, aunque existen entidades que financian este tipo de actividades. Conforme a esto, hay una pregunta igual o más importante con respecto a este tema controversial ¿De dónde obtiene Wikileaks sus ingresos económicos?

“(…) este sitio se alimenta de las donaciones y, según aseguran sus fundadores, no acepta publicidad ni ayudas públicas. Entre los donantes se encuentran el periódico británico The Guardian” (Vidal & Romero, 2010, p. 6). Según esto, se podría evidenciar que el portal Wikileaks no es una fuente de información imparcial, al contrario, al recibir ayudas económicas de otras entidades está ocultando, al igual que muchos medios, cierta parte de la información confidencial de algunos países. Sin embargo, es difícil comprobar que el fundador recibe o recibió ingresos económicos, pues de igual forma, está siendo protegido por estas fuentes que le suministran dinero a su portal, lo cual pone en duda el criterio de Wikileaks a la hora de informar.

Sin embargo, en otras publicaciones, Julian Assange ha aceptado que su portal recibe donaciones como organización independiente pues, según él, este es un derecho que tiene cualquier organización. “El señor Assange dijo que Wikileaks obtiene alrededor de la mitad de su dinero a través de modestas donaciones que procesa su sitio web, y la otra mitad de «contactos personales» (…) ” (Estulin, 2011, p. 18). Assange también aseguró que al principio el sustento de su red financiera era la fundación Wau Holland, asimismo fueron encontrados correos electrónicos en donde se evidenciaba que el fundador de Wikileaks también recibía fondos ocultos de agencias de inteligencia, lo cual demuestra que el funcionamiento en las publicaciones de este portal no son del todo honestas, y mucho menos se publican con el fin de mostrar la “realidad” al mundo si lo único que hacen es mostrar una cara de la moneda.

Después del arresto de Julian Assange, que tuvo lugar en Gran Bretaña, muchas compañías que ayudaban a su portal económicamente como PayPal, MasterCard y Amazon tomaron la decisión de retirar su apoyo financiero, lo cual tuvo consecuencias para la página ya que dificultó el acceso a ella por parte de los usuarios llevándola así a la quiebra. Es por esto que, aunque Wikileaks parezca ser un portal cuyo único fin es informar sobre la realidad social al mundo, se hace evidente que tiene una segunda intención más allá que la de obrar de forma honesta y la de informar con veracidad. Así pues, por medio de actos y relaciones económicas como las que tuvo Wikileaks con empresas y organizaciones tanto gubernamentales como no gubernamentales, se puede inferir que detrás de tanta información divulgada siempre existió un fin económico por parte de sus miembros.

Cyberpunk, movimiento del cual fueron basados los ideales de Wikileaks afirmó “Para una sociedad abierta, en la era electrónica la privacidad es necesaria. La privacidad no es un secreto. Un asunto privado es algo que uno no quiere que todo el mundo sepa, pero un asunto secreto es algo que alguien no quiere que cualquiera sepa. La privacidad es poder revelarse uno mismo al mundo en forma selectiva” (Hughes, 1991). Según esto la misión de Wikileaks era la de informar los secretos de los gobiernos, lo cual se hace con el fin de demostrar que los Gobiernos ocultan información a la sociedad para así poderlos manipular, pero de cierta forma Wikileaks está contribuyendo a esa manipulación, además de beneficiarse económicamente a costillas de ciertas instituciones gubernamentales a quienes les conviene que cierta información salga a luz.

“(…) el secreto mejor guardado de Wikileaks siempre ha sido su fuente de financiación.” (Estulin, 2011. P, 12). Para concluir, es importante resaltar que así como Wikileaks, que se supone, es un portal que destapa los secretos que al gobierno no le conviene que se hagan públicos, también está actuando de forma hipocríta con la sociedad ocultando información de sus ingresos económicos debido a que no les conviene que ese secreto sea de conocimiento público. Esta organización y sus “buenas intenciones” nos llevan a plantearnos estas dos preguntas ¿Cuál fue el verdadero fin por el que se creo una organización como Wikileaks? o ¿Puede llegar a existir una sociedad en la que se esté realmente informado? Como seres humanos debemos entender que en ocasiones, simplemente, “no hay que tragar entero”.

Por Martha López y Laura Mateus

Fuente: marthalopez-19.wix.com

Anuncios