Justicia. El nuevo grupo dependerá de la Comisión de Juicio Político. No lo integrará la oposición.

El kirchnerismo dio otro paso en la Comisión de Juicio Político de Diputados con uno de los dos expedientes que causaron revuelo político en las últimas semanas: creó una subcomisión para avanzar con la búsqueda de testimonios y otras medidas de prueba del “proceso investigativo” abierto sobre Carlos Fayt, para evaluar la “capacidad psicofísica” del juez de la Corte Suprema. Los opositores se negaron a integrarla por considerar antirreglamentario el procedimiento, por no partir de un pedido de juicio político sino de una nota presentada por Aníbal Fernández el año pasado. El oficialismo no movió el segundo de los expedientes, impulsado por los diputados de la comisión contra el resto de los integrantes de la Corte por presunta falsedad ideológica en la acordada por la reelección anticipada de Ricardo Lorenzetti, firmada por Fayt en su casa y no en la sala del Tribunal.

La subcomisión estará compuesta por Diana Conti, Luis Cigogna y el camporista Marcos Cleri, y la presidirá Anabel Fernández Sagasti, titular de Juicio Político y también integrante de la agrupación dirigida por Máximo Kirchner. Procurará obtener testimonios entre los propuestos para eventuales citaciones en la reunión anterior, como Horacio Verbitsky -autor de la nota en Página 12 que funcionó como base para la apertura del proceso- y otros periodistas, secretarios de la Corte y de Fayt, e incluso el chofer del juez. Y ayer los kirchneristas agregaron que buscarán la opinión de neurólogos, psiquiatras y otros especialistas, todo para determinar la “idoneidad” de Fayt, de 97 años, para ocupar su cargo. Fernández Sagasti no descartó citar al propio Fayt una vez que avance el procedimiento. Como desde el comienzo, al oficialismo le alcanza con estos movimientos que funcionan como presión, más allá de los avances concretos. El kirchnerismo no cuenta con los dos tercios de los votos necesarios para impulsar un juicio político. Y tomó el atajo del proceso investigativo cuando la Corte declaró la nulidad de la lista de conjueces para integrarla y se cayó el pliego de Roberto Carlés.

Los miembros opositores de Juicio Político rechazaron ocupar la subcomisión y ratificaron los cuestionamientos reglamentarios a la investigación. Elisa Carrió presentó una nota, en la que consideró “irregular” el proceso y advirtió sobre una “grave alteración del orden constitucional por avasallamiento del ámbito de independencia del que debe gozar” la magistratura. “De avanzar (…) se estaría dando el principio de ejecución de delitos federales”, sostuvo en el escrito. Los macristas Laura Alonso y Pablo Tonelli también elevaron una nota, en la que insistieron en que el procedimiento “es nulo de nulidad absoluta” y argumentaron en contra de la validez de la subcomisión para tomar declaraciones.

Los diputados kirchneristas pidieron la semana pasada la apertura de otro “proceso investigativo” sobre todos los miembros de la Corte, para establecer “si no han incurrido en alguna causal de remoción prevista en el artículo 53 de la Constitución” por la acordada de la reelección anticipada de Lorenzetti. El kirchnerismo no avanzó ayer. Ya el mismo día de la presentación algunos diputados oficialistas buscaron bajarle el tono.

 

Fuente: clarin.com

Anuncios