El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha dicho que las autoridades de Reino Unido tienen en su mano resolver “mañana mismo” la situación del fundador de Wikileaks, Julian Assange, si le conceden una garantía que le permita abandonar la Embajada ecuatoriana en Londres sin ser detenido.

Assange, requerido en Suecia por presuntos delitos sexuales, cumplirá este viernes tres años refugiado en la legación ecuatoriana. El fundador de Wikileaks entró en el complejo diplomático ante el temor de que, tras ser enviado a Suecia, pudiese ser trasladado a Estados Unidos para ser juzgado por la filtración masiva de documentos oficiales.

Correa ha dicho que Assange puede pasar “toda la vida” si quiere en la Embajada, pero ha apuntado que Reino Unido puede zanjar la situación “mañana mismo” garantizándole el salvoconducto que le permitiría abandonar el país.

El mandatario ecuatoriano ha preguntado, en una entrevista con la cadena Euronews, qué habría ocurrido si su país no dejase salir a un asilado europeo de una Embajada en Quito. “Nos habrían llamado dictadores, fascistas, nos llevarían ante el Tribunal Penal Internacional”, ha respondido.

INTERROGATORIO

La Fiscalía sueca ha accedido a interrogar a Assange en Londres, pero el fundador de Wikileaks ha denunciado este miércoles la cancelación a última hora de esta toma de declaración. Assange ha sugerido que las autoridades del país nórdico podrían estar llevando a cabo una campaña de “relaciones públicas” sin perspectivas de llevar a término el interrogatorio.

Correa se ha preguntado también por qué el Ministerio Público sueco no ha decidido hasta este año desplazarse a Londres. Ahora, en su opinión, han decidido dar el paso porque todo el proceso está en riesgo al acercarse al plazo temporal máximo en que quedaría ya archivado.

Fuente: bolsamania.com

Anuncios