El canciller iraquí, Ibrahim al-Yafari.

El canciller iraquí, Ibrahim al-Yafari, ha asegurado que su país tomará en serio los recientes documentos desclasificados que revelan la cooperación de ciertos políticos iraquíes con Arabia Saudí para desestabilizar Irak.

El jefe de la Diplomacia iraquí ha hecho referencia a una serie de informaciones diplomáticas provenientes de Arabia Saudí, infiltradas por el portal Wikileaks, que ponen de relieve la implicación de algunos funcionarios iraquíes en planes desestabilizadores de Riad en el país árabe.

De acuerdo con uno de los cables, el vicepresidente iraquí Usama al-Nuyaifi recibió 575 millones de dólares a cambio de secundar un plan saudí que pretendía socavar la unidad nacional en Irak.

La información proviene del documento número 341 y con fecha de 23 de junio de 2014, indica que el príncipe Jalid bin Bandar Al Saud, ex jefe del servicio de Inteligencia saudí, ofreció 575 millones de dólares a Al-Nuyaifi para conseguir su apoyo a un complot saudí para perturbar la seguridad en Irak.

El vicepresidente iraquí Usama al-Nuyaifi, y el documento desclasificado por Wikileaks que muestra que el funcionario iraquí recibió 575 millones de dólares para secundar un plan saudí para perturbar la seguridad en Irak.

Al-Yafari en una entrevista concedida este martes a la cadena de noticias iraní en árabe Al-Alam, ha precisado que en caso de haber una posición judicial respecto a los cables de Wikileaks, Bagdad tomará en serio las informaciones.

A su vez, la parlamentaria iraquí Alia Nasif ha pedido al Tribunal Federal y la Fiscalía General que enjuiciaran a Al-Nuyaifi mediante el artículo 156 del Código Penal, lo cual ordena penal capital contra aquellos que cometen actos con el objetivo de socavar la independencia, la unidad y la integridad territorial de su país.

El viernes, Wikileaks filtró unos 60.000 cables diplomáticos saudíes, procedentes de intercambios de correos electrónicos entre el Ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudí y terceros países, así como informes confidenciales de otras carteras saudíes, y anunció que desclasificaría medio millón más en las próximas semanas.

Desde el inicio de la ofensiva terrorista en Irak, las autoridades iraquíes culparon a Al Saud por el crecimiento del terrorismo en su país y denunciaron el apoyo financiero y armamentístico de Riad a los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe) que operan tanto en Irak como en Siria.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios