El grupo terrorista Estado Islámico parece haber fabricado proyectiles de guerra química rudimentarios con los que ha atacado posiciones kurdas en Irak y Siria en tres ocasiones en las últimas semanas, de acuerdo con un grupo de investigadores de campo compuesto por funcionarios kurdos y un técnico de desactivación de artefactos occidental que examinaron los indicios y recuperaron uno de los morteros, informa The New York Times.

Las Unidades kurdas de Protección Popular (YPG) sostuvieron que el gas venenoso fue usado en ataques el 28 y 29 de junio contra zonas que están bajo control de la milicia en la provincia nororiental de Hasaka.

Redur Xelil, portavoz de YPG, dijo que no se determinó el tipo de químico utilizado.
Ninguno de los hombres de YPG que estuvieron expuestos al gas murió porque fueron tratados con rapidez en hospitales, destacó el portavoz.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Inglaterra que reporta lo que ocurre en la guerra en Siria a través de una red de activistas en terreno, dijo que tiene documentado que EI usó gas venenoso en el noreste de Siria el 28 de junio.

 

Fuente: rt.com

Anuncios