El periodista español Boro, del diario La Haine, quien acarrea una orden fiscal de seis años de prisión y 6.200 euros por cubrir una manifestación denominada Jaque a la monarquía, el 29 de marzo pasado, habló este viernes vía banda ancha con Venezolana de Televisión sobre la persecución de la que ha sido víctima por ejercer el periodismo en su país.

“Cuando me habían inmovilizado en el suelo y se dieron cuenta que no grababa me dieron (la policía) un puñetazo en el ojo”, contó Boro, a quien la fiscalía española pide seis años de cárcel, dos por cada efectivo que supuestamente agredió, más 6.500 euros para indemnizar a la policía, porque “supuestamente yo fui el que los agredí”, relató.

Y no sólo él fue agredido durante estos hechos. A otros de sus colegas periodistas que cubrían la manifestación “les dieron porrazos, uno de los compañeros quedó inconsciente luego del porrazo, además que nos rompieron una cámara”.

Pero esta no es la única sanción legal y abuso policial que ha recibido. “En Pamplona, donde yo vivo, recibí un arresto porque cubrí una manifestación”, señaló. Además, en noviembre pasado fue detenido mediante la llamada Operación Araña, “sólo por haber opinado a través de las redes sociales. Hoy somos alrededor de 60 personas que estamos en esta misma situación”.

La llamada Operación Araña condena a los internautas españoles por emitir comentarios a través de las redes sociales que puedan ser considerados como “apología al terrorismo”.

Desde el 1º de julio pasado, cuando entró en vigencia la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza, “en España, por ejemplo, ahora está prohibido difundir imágenes de policías en manifestaciones. Esto nos impide grabar lo que está pasando en una manifestación, coarta nuestro trabajo y no podemos decir la verdad”.

En medio de toda esta circunstancia, varios profesionales de la comunicación han puesto en marcha una campaña en la que sacan a la luz casos de varios periodistas que han sido perseguidos, denunciando el ataque y difundiendo toda la información que se pueda al respecto.

Anunció: “Para el próximo verano haremos charlas para sensibilizar a las personas sobre los casos que nos afectan a los periodistas y a la información verdadera y, aunque nos quieran amordazar, seguiremos haciendo nuestro trabajo”.

 

Fuente: librered.net

Anuncios