Dos empresas extranjeras se disputaban el millonario negocio. PERFIL accedió a mails donde se detallan las negociaciones.

Una vez que el software espía toma control del dispositivo infectado, el operador puede desde una unidad remota escuchar o leer cualquier mensaje que se envíe. También puede controlar el micrófono o las cámaras del dispositivo, sea un celular, una tableta o una computadora, tomar fotos o utilizarlo como un micrófono espía. Puede, incluso, transferir archivos, imágenes o “plantar” cualquier otra información en el dispositivo.

Así funciona Galileo, unavanzado ­y muy costoso­software espía que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el Ejército y la Gendarmería estaban estudiando adquirir, según surge del análisis de más de mil mails difundidos por WikiLeaks, en los que se describen las gestiones de venta en nuestro país de la empresa italiana Hacking Team (HT). La existencia de estas negociaciones también fue corroborada de forma independiente en testimonios recabados por PERFIL bajo estricta condición de anonimato.

Esta empresa italiana de tecnología, cuestionada por haber vendido sus herramientas a regímenes dictatoriales, fue recientemente víctima de una operación de hackeo que sacó a la luz más de 400 giga-bytes de software espía y mails reservados. “Por mi lado estoy intentando conseguir una autorización desde Presidencia para hacer de esto una presentación oficial, no es lo mismo que si lo hago con el director de la AFI que si desde arriba le indican a él que debe asistir a la presentación y yo sé cómo llegar”, explicaNicolás Ruggiero, de la empresa argentina Tamce SRL, en un mail dirigido al representante de ventas de HT, Philippe Vinci.

Las gestiones continuaron con éxito. Ruggiero contó en un mail del 24 de junio pasado a Vinci que se reunió con Oscar Parrilli: “Ayer, 23 de junio, tuve la reunión con el director de la AFI en nuestras oficinas y le hice una presentación. (…) Me informaron que hace poco tiempo que estuvieron en Buenos Aires unas personas de Israel de NSO Group, realizando la presentación de su solución Pegasus pero que aún no cerraron con nadie”.

Desde HT, en Italia, celebraban las perspectivas de negocios: “Me parece muy bien que estamos a tiempo con AFI y que están buscando una solución ofensiva de intercepción”, comentaba Vinci en respuesta al mail de Ruggiero. Todas las gestiones que figuran en los mails son a través de dos firmas intermediarias, Tamce SRL y Global Interactive Group Argentina (GIGA) SRL. No hay agentes oficiales del Estado directamente involucrados en los mensajes. Pero distintas fuentes corroboraron el interés de la AFI en adquirir este equipamiento y confirmaron la condición de representantes de entes públicos de las dos compañías.

En el caso de Ruggiero, también se arroga en sus mails contactos en el Ministerio Público ­al que fueron transferidas las escuchas esta semana, de acuerdo con la nueva ley de inteligencia. Voceros de esta repartición negaron ante la consulta de PERFIL cualquier contacto con Tamce SRL o Ruggiero.

La experiencia de HT con clientes que van desde Estados Unidos hasta Sudán muestra que difícilmente se habría firmado un acuerdo de representación sin muestras de que Ruggiero representaba a la AFI. De hecho, HT realizó una muestra de productos en Argentina en el año 2012 sin éxito, por eso buscaron socios confiables.

En paralelo a la gestión de Ruggiero de Temce SRL, otro intermediario ­o “partner”, como se describe en los mails­, allanaba el camino para negociar con el Ejército y la Gendarmería. Alex Lawson, de GIGA SRL, se presentó ante HT como el nexo con estas fuerzas, además de potencial intermediario en otros negocios. “Vino a Milano y tuvimos una charla sobre la organización de varias reuniones en Buenos Aires por finales de agosto/inicios de septiembre. Con prospectos como la Gendarmería, Ejército, etc…”, indicaba una comunicación de Hacking Team. También cuentan sobre una reunión con un gendarme, Jorge  Domínguez, quien se mostró interesado.

Recomendación presidencial
En la Cena de Camaradería del martes pasado, la Presidenta recomendó la lectura del libro del periodista inglés Glenn Greenwald Snowden, sin un lugar en el mundo donde esconderse. El ex espía y el periodista han luchado contra las herramientas que utilizan los gobiernos para espiar a sus ciudadanos. Herramientas como la que quería adquirir la AFI, según surge de los mails filtrados del Hacking Team de Italia. De hecho, el medio creado por Greenwald, The Intercept, donde se filtraron los datos sobre el espionaje británico contra la Argentina por Malvinas, dedicó varios artículos a cuestionar a la empresa italiana y sus clientes. CFK podría recomendarle a Oscar Parrilli leer los textos sobre el software espía Galileo y el Hacking Team en The Intercept.

 

Por Aurelio Tomas

Fuente: perfil.com

Anuncios