El Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH) lamentó las penas de prisión “escandalosamente desproporcionadas” dictadas en Tailandia a personas que criticaron a la familia real en Facebook.

“Estamos consternados por las penas de prisión escandalosamente desproporcionados dictadas en los últimos meses en Tailandia’’, dijo en rueda de prensa en Ginebra la portavoz del ACNUDH, Ravina Shamdasani.

Según explicó, el 7 de agosto de 2015, el Tribunal Militar condenó en Bangkok al agente de viajes Phongsak Sribunpeng a 30 años de prisión por violar el artículo 112 del Código Penal (también conocido como la ley lèse-majesté).

Sribunpeng fue condenado por seis mensajes de Facebook que eran críticos de los miembros de la Familia Real.

La sentencia fue inicialmente 60 años – 10 años por cada post en Facebook – pero esto se redujo a la mitad debido a su declaración de culpabilidad.

El mismo día, el Tribunal Militar de Chiang Mai entregó una pena de prisión de 28 años a Sasiwimol Patomwongfa-Ngarm, quien forma parte del personal de un hotel, por publicar siete comentarios en Facebook críticos de la monarquía.

Esta sentencia, señaló Shamdasani, se redujo de 56 años a causa de su declaración de culpabilidad.

Otra sentencia particularmente dura fue dictada en marzo de 2015, cuando el Tribunal Militar condenó en Bangkok a Thiansutham Suttijitseranee a 25 años de prisión por publicar cinco comentarios que criticaban a la monarquía en Facebook.

La portavoz del ACNUDH señaló que estas son algunas de las penas más escandalosas que se han registrado desde 2006, “cuando empezamos a documentar casos de personas procesadas por delitos relacionados con la libertad de expresión y la ley lèse-majesté”.

Desde el golpe militar de mayo de 2014, al menos 40 personas han sido condenadas a permanecer en prisión preventiva por delitos relacionados a esa ley y según la Ley de Delitos Informáticos de 2007.

A principios de mayo de 2014, antes del golpe, había cinco personas en prisión por condenas relacionadas con críticas a la monarquía.

“También estamos alarmados por el aumento en las penas de prisión severas dictadas en estos casos por los tribunales militares, los cuales no cumplen las normas internacionales de derechos humanos, incluido el derecho a un juicio justo’’, agregó Shamdasani.

Además, se ha prohibido la entrada de público a esos juicios y en muchos casos no hay posibilidad de apelación.

El derecho internacional exige que los juicios de civiles por tribunales militares debe ser excepcional y los juicios militares deben ofrecer todas las garantías de debido proceso establecidas en la legislación internacional de derechos humanos, recordó Shamdasani.

“Hacemos un llamado para la liberación inmediata de todos los que han sido encarcelados o se encuentran en detención preventiva prolongada por el ejercicio de sus derechos a la libertad de expresión’’, urgió ACNUDH.

De igual forma instó al gobierno tailandés a modificar la ley en cuestión en consonancia con las normas internacionales de derechos humanos.

Asimismo, subrayó que las leyes no deben utilizarse de manera arbitraria para frenar el debate sobre temas críticos de interés público, “incluso cuando se trata de la crítica de los jefes de Estado o de Gobierno’’.

 

Fuente: diariolaestrella.com

Anuncios