El fundador de WikiLeaks, Julián Assange, seguirá hasta 2020 en la embajada de Ecuador en Londres para impedir su arresto por espionaje y violación aún cuando hoy prescribieron tres acusaciones en su contra, según fuentes diplomáticas

(18/8/2015) – El diario ecuatoriano El Universo  citó este martes un comunicado de la fiscalía sueca hecho público el 13 de agosto último, según el cual Assange es aún investigado por una supuesta violación en Suecia y por espionaje en Estados Unidos.

Aunque hoy prescribieron tres de las cuatro investigaciones en contra de Assange sobre presunto abuso sexual, su salida de la Embajada significaría un arresto seguro, apuntó el diario.

En el comunicado, la Fiscalía sueca reconoció que para este día tres de las acusaciones ya prescribieron, pero recordó que la más grave estará abierta hasta el 17 de agosto del 2020 y aún se lo requiere para ser entrevistado.

Baltasar Garzón, coordinador de su defensa, dijo que “la verdadera preocupación de Assange” es que se aclaren las razones por las cuales está siendo sometido a una clara persecución “por razones políticas”.

Añadió que la acusación por espionaje contra Assange “acumula más de 42 mil folios a los no se ha tenido acceso”.

Sobre los tres casos ya sin vigencia, Garzón dijo que Assange ha mostrado reiteradamente su voluntad de colaborar, pero que la Fiscalía no ha actuado con suficiente rapidez.

La ley sueca fija un máximo de cinco años para investigar esos casos y la Fiscalía no puede presentar cargos sin primero entrevistar al acusado.

Según Garzón, el activista no fue entrevistado por desidia de la fiscal encargada del caso. “Marianne Ny ha tardado siete meses en contactar al Gobierno de Ecuador expresando su intención” de interrogarlo.

La Fiscalía sueca explicó que “la comunicación entre Suecia y Ecuador es manejada por el Ministerio de Justicia” y que recién Ecuador ha aceptado la propuesta sueca de abrir diálogos para explorar un acuerdo general con relación a asistencia legal en temas criminales.

La Cancillería ecuatoriana respondió que Ecuador “ha manifestado hasta en 31 ocasiones durante los últimos tres años su disposición a facilitar el proceso jurídico abierto en Suecia”.

A su vez, el Reino Unido anunció una queja formal a través de su canciller, Hugo Swire, quien dijo que “Ecuador debe reconocer que su decisión de albergar a Assange hace más de tres años ha impedido el curso de la justicia”.

Swire consideró “inaceptable” que sus contribuyentes paguen por un “abuso de las relaciones diplomáticas”.

 

Fuente: elhorizonte.mx

Anuncios