El presidente de EEUU, Barack Obama, presentó sus disculpas a Japón después de que WikiLeaks informara de que Washington había espiado a políticos del país, ha informado este miércoles un portavoz del Gobierno nipón.

Obama sostuvo una conversación telefónica con el primer ministro, Shinzo Abe, durante la mañana de este miércoles, señaló el portavoz Yoshihide Suga, que explicó que ambos dirigentes acordaron, además, trabajar conjuntamente en temas económicos después de que el desplome bursátil de esta semana generara temores sobre la actividad en China.

“El presidente Obama dijo que lo sentía mucho (…) ya que este caso ha generado un gran debate en Japón”, afirmó el portavoz en un punto de prensa habitual, en el que no confirmó las acusaciones de espionaje. El funcionario reiteró que el primer ministro había expresado estar seriamente preocupado por el caso.

El mes pasado, WikiLeaks informó de que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EEUU espió a Japón, una acusación que se produjo después de que la web también denunciara escuchas similares a otros países como Alemania o Francia.

Japón es uno de los socios clave de Washington en la región de Asia-Pacífico y ambos países cooperan regularmente en materia de defensa, economía o comercio.

La reacción de Tokio ha sido considerada como tibia, en comparación con el tono de las protestas que expresaron países como Alemania y Francia.

 

Fuente: swissinfo.ch

Anuncios