Ministro de Presidencia hizo mención de un plan de magnicidio que habría sido alentado por Washington contra Evo Morales. Embajada estadounidense rechazó acusaciones, calificándolas de falsas y absurdas y, además, critican que dichas aseveraciones no contribuyen a mejorar las relaciones bilaterales

La Embajada de Estados Unidos en Bolivia hizo conocer su molestia por las declaraciones del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien hizo mención de un supuesto plan de magnicidio que habría sido alentado por Washington contra Evo Morales. Las aseveraciones fueron calificadas de falsas y absurdas, por lo que sostiene que las “acusaciones infundadas no contribuyen a mejorar las relaciones bilaterales”.

“El Gobierno de los Estados Unidos no estuvo involucrado en ninguna conspiración, intento de derrocar al gobierno de Bolivia o de asesinar al presidente Morales. Este tipo de acusaciones infundadas no contribuyen a mejorar las relaciones bilaterales”, sostiene el comunicado de la Embajada de Washington en La Paz.

El ministro Quintana, en conferencia de prensa realizada el domingo, se refirió a una nota publicada por la rusa RT, que afirma que Estados Unidos evaluó la posibilidad de un golpe de Estado o el asesinato del presidente Evo Morales en 2008. “Tácitamente es una descripción respaldada de la estrategia de desestabilización de Estados Unidos que oscilaba entre el golpe de Estado o el asesinato del presidente Morales”, dijo.

 

Fuente: eldiario.net

Anuncios