ADITAL – La organización Wikileaks revela el contenido de un dossier sobre el Acuerdo Internacional de Comercio de Servicios (TISA – por su sigla en inglés). El tratado secreto impone cláusulas que benefician a grandes corporaciones transnacionales en detrimento de la soberanía y de los intereses públicos de los países.

El TISA es un tratado internacional que se mantuvo secreto durante cinco años después de entrar en vigencia. Según Wikileaks, éste “va a imponer a todos los signatarios cláusulas que benefician a las grandes empresas transnacionales en detrimento de la soberanía y los intereses públicos de los países”. Las informaciones fueron reveladas recientemente a 10 medios de comunicación en diferentes países del mundo.

Hasta el momento, los gobiernos implicados en la negociación secreta del TISA son: Australia, Canadá, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica,Estados Unidos, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Nueva Zelanda, Noruega, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Suiza, Taiwán, Turquía y la Comisión Europea, representando a los 28 países miembros de la Unión Europea, a pesar de ser un organismo no electo por sufragio universal. Además, entre los socios hay tres paraísos fiscales declarados que participan activamente en la elaboración de los artículos, principalmenteSuiza.

En la ocasión de la revelación de las informaciones secretas, Julian Assange, creador de Wikileaks, divulgó el principal texto del TISA, un documento estipula, por ejemplo, que para “el cumplimiento de las obligaciones y compromisos en el ámbito del Acuerdo, cada país signatario debe tomar todas las medidas razonables a su alcance, para asegurar su implementación por parte de los gobiernos regionales, locales y autoridades no gubernamentales, y agencias dentro de su territorio”.

El sea, los “Estados miembros tendrán que legislar e imponer reglas y reglamentos ejecutivos –se trata de la única manera de forzar a las agencias, organizaciones no gubernamentales y empresas a atender tales disposiciones– bajo cláusulas negociadas en secreto”.

De acuerdo con la profesora de Derecho de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, Jane Kelsey, “las reglas centrales de acceso al mercado restringen la capacidad de los gobiernos para moldear esos mercados, limitando el tamaño o el crecimiento de ciertas actividades, tales como bancos, supermercados y agencias de turismo, tanto a nivel nacional y local, como en lo que se refiere a la propiedad nacional y extranjera”, tal como fue publicado en el sitio web de publico.es, uno de los periódicos asociados a WikiLeaks.

El tratado TISApretende regular, de modo supranacional, servicios financieros, de salud, telecomunicaciones, transportes, entre otros. Exige también que exista una “transparencia”, que en realidad puede ser traducido como una obligación de los países a presentar los proyectos de leyes internas antes de ser aprobados, de modo de determinar su viabilidad.

De acuerdo con WikiLeaks, Estados Unidos y la Unión Europea son los principales motores de este pacto, que afecta a 50 países y al 68,2% del comercio mundial de servicios. En su versión más reciente, el proyecto TISA determina que los países signatarios concedan a los servicios financieros extranjeros el mismo tratamiento dado a los nacionales.

Los dossiers originales y todos los detalles acerca del TISA pueden encontrarse en el sitio web de WikiLeaks.

 

Fuente: laverdad2punto0.com

Anuncios