La Inteligencia Artificial y la nanotecnología harán posible que la mente humana siga viviendo en un cuerpo artificialmente creado.

HUMAI AI DEATH cover

Muchas compañías, como Google, están trabajando en diferentes maneras de extender la vida de decenas a cientos de años, pero Humai quiere convertirse en la primera en lograr una solución radical.

En lugar de permitir al ser humano vivir físicamente más tiempo, la firma de Los Ángeles quiere que la gente regrese de la muerte utilizando la inteligencia artificial.

Los detalles sobre la tecnología son escasos, y no está del todo claro si se trata de una broma o no, pero los planes implicarían congelar el cerebro de una persona antes de insertarle un chip de “personalidad”.

El fundador de Humai, Josh Bocanegra, ha asegurado a sus críticos que habla muy en serio sobre la resurrección humana y cree que podría incluso ser posible dentro de los próximos 30 años.

Según el sitio web, Humai es una: “empresa AI (Inteligencia Artificial) con la misión de reinventar la vida futura”.

“Queremos traerte de vuelta a la vida luego de que mueras”.

Bocanegra explicó que planea utilizar la inteligencia artificial y nanotecnología para “almacenar datos de estilos conversacionales, patrones de comportamiento, los procesos de pensamiento e información acerca de cómo funciona el cuerpo de una persona de adentro hacia fuera”.

Estos datos luego se codificarán en “múltiples tecnologías de sensores”, que se insertarán en un cuerpo artificial con el cerebro de un ser humano fallecido.

Además, ya que el cerebro madura, la compañía dijo que usaría la clonación nanotecnológica para restaurarlo y “traerlo de vuelta a la vida”.

No se sabe cuánto costaría el proceso, o cómo se obtendría el cerebro, pero Bocanegra dijo a PopSci: “Tras la muerte, vamos a congelar el cerebro mediante tecnología criónica”.

“Cuando la tecnología se haya desarrollado plenamente, vamos a implantar el cerebro en un cuerpo artificial”.

Agregó que las funciones del cuerpo artificial serían controlados por los pensamientos de la persona utilizando las ondas cerebrales, algo muy similar a la forma en que se controlan las prótesis avanzadas en la actualidad.

Cuando se le preguntó por qué se desarrolló la idea, dijo que un cuerpo artificial podrá “contribuir a la experiencia humana” y que hará que la muerte sea más fácil de aceptar.

Aunque la idea suena similar al concepto de “singularidad”, hay una diferencia importante  entre los dos.

La singularidad tecnológica es el desarrollo de “superinteligencia” a partir del uso de la tecnología.

Dicho de una manera más simple, la idea es la posibilidad de cargar nuestras mentes a las computadoras y sustituir partes del cuerpo con máquinas para hacernos más inteligentes y más “adaptables” mientras estamos vivos.

El primer uso del término “singularidad”, para referirse a las mentes tecnológicas, se le atribuye al matemático John von Neumann a mediados de la década de 1950.

El Director de Ingeniería de Google, Ray Kurzweil, recientemente citó el término de von Neumann.

Kurzweil predice que la singularidad acurrirá alrededor del año 2045.

Por otra parte, el presidente de Google Ventures, Bill Maris, cree que será posible algún día para los seres humanos vivir hasta los 500 años de edad, y esto se verá favorecido por los avances médicos, así como un aumento de la biomecánica.

“Tenemos las herramientas de la ciencias de la vida para lograr cualquier cosa que usted tenga la audacia de imaginar. Sólo espero vivir lo suficiente para no morir”, dijo Maris.

Maris fundó Google Ventures, en 2009 y supervisa todas sus actividades globales desde entonces.

Sin embargo, sus afirmaciones contradicen las realizadas recientemente en una conferencia de gerontología por el profesor Sir Colin Blakemore.

Sir Blakemore, neurobiólogo y ex director ejecutivo del Consejo de Investigación Médica Británica, dijo que hay un límite para la vida del ser humano, y lo mucho que el cuerpo puede envejecer.

El científico agregó que 120 años podría ser un verdadero límite absoluto a la vida humana, a pesar de cualquier soporte vital tecnológico.

 

Fuente: elsol.com.ar

Anuncios