Los quince miembros del Consejo de Seguridad de la ONU votaron por unanimidad una resolución vinculante que pretende bloquear las fuentes de financiación del grupo terrorista ISIS

La ONU quiere secar las fuentes de financiación del Estado Islámico (EI).

Esta es la primera vez en la historia de la ONU en que los quince miembros del Consejo de Seguridad fueron excepcionalmente representados por sus Ministros de Finanzas para votar por unanimidad una resolución vinculante que pretende cortar las fuentes de financiación del EI.

Esta no es la primera vez que la ONU aborta el tema. En febrero, una resolución permitió sancionar a los individuos o entidades que financian a los yihadistas mediante la compra de petróleo o antigüedades de contrabando.

La presente resolución, orquestada por Estados Unidos con el apoyo de Rusia, va más allá, convocando a otros países a detener la financiación del terrorismo y recortar los fondos y otros recursos económicos de ISIS en cooperación con el sector bancario privado.

Un reciente informe señala que la organización terrorista recibe unos 74 millones de dólares al mes a través de la venta ilegal de petróleo, el pago de rescates, impuestos sobre las personas que viven bajo su poder y el tráfico de antigüedades de sitios arqueológicos saqueados.

El autoproclamado Califato también podría tener más de mil millones de euros para apoyar a sus instituciones: ejército, policía, ministerio y ciudadanos.

Sigue el dinero

Aunque la resolución no culpa a ningún país en particular, claramente pone presión política sobre los Estados vecinos de “hacerse de la vista gorda” con el tráfico ilegal, pues la mayor parte de sus ingresos provienen de la venta de petróleo y gas en el territorio que controla.

Y la principal diferencia que tiene ISIS con el grupo Al-Qaeda -cuyos fondos eran principalmente obtenidos de rescates y donantes-, es que ambiciona a operar como un verdadero Estado.

Pero esto es también su principal talón de Aquiles, y esta resolución es un golpe para la organización, ya que será muy difícil continuar administrando su territorio como un “Estado” si no tiene acceso al sistema financiero internacional.

Turquía fue señalado, por Vitaly Churkin, representante de Rusia ante la ONU ante el Consejo, como el mayor comprador de petróleo ilegal “con miles de tanques que entran diariamente al territorio.”

Por este motivo, Ankara fue invitado a agudizar su sistema bancario e interceptar el intercambio monetario sospechoso que pudiera haber entre sus bancos.

Un reciente informe del GAFI, el grupo intergubernamental de acción financiera, cree que una veintena de instituciones financieras sirias continúan operando en el territorio del Estado Islámico y “puede mantener vínculos con el sistema financiero internacional.”

Los 193 estados miembros tienen ahora cuatro meses para presentar a la ONU un informe sobre las medidas adoptadas para aplicar esta ambiciosa resolución.

Los gobiernos, las agencias de inteligencia, instituciones bancarias y el sector privado han sido exhortados a trabajar juntos y compartir información para evitar la financiación de los ataques terroristas.

 

Por Andrea Montes Renaud

Fuente: reporteindigo.com

Enlace original: http://www.reporteindigo.com/latitud/bloqueo-economico-isis

Anuncios