ley de espionaje reino unido theresa may apple tim cook

Una de las compañías más poderosas del mundo, Apple, hace público su malestar con el nuevo proyecto de ley del gobierno de Reino Unido, sobre la capacidad de investigación, en referencia a la ampliación de vigilancia en la red de los usuarios de Internet, liderada por Theresa May. Opinan que dicha ley de espionaje, que tendrá que ser aprobada a finales de 2016, puede poner en peligro la privacidad y seguridad de millones de ciudadanos.

Apple contra el gobierno del Reino Unido

La multinacional de la manzana ha lanzado un ataque mordaz contra los planes del gobierno de David Cameron para otorgar a sus espías más capacidades. La compañía ha dicho en una declaración pública que cree que el proyecto de ley de facultades de investigación deTheresa May haría que los “ciudadanos respetuosos con la ley también fuesen investigados”.

El gobierno británico tiene la intención de sacar adelante dicha reforma tan pronto como sea posible de cara a otorgar más poder a sus agencias de inteligencia. Sin embargo, dicha legislación ha sido criticada en varias ocasiones por su extralimitación.

Apple argumenta que la ley tiene que ser nuevamente planteada y escrita. “Creemos que hay una necesidad de una mayor claridad en cuanto a cómo se aplicarán los poderes que ofrece esta ley al servicio de inteligencia. Entre otras cosas porque, insistimos, pueden poner en peligro la privacidad y seguridad de los usuarios en el Reino Unido.

Tres apartados en los que la manzana está en discordia

Las críticas de Apple se centran en tres puntos fundamentales del proyecto de ley.

1 – Requiere que las empresas puedan romper sus propias medidas de seguridad para que los mensajes se puedan leer con mayor facilidad. El cifrado, que se puede encontrar eniMessage y FaceTime -los servicios de mensajería de Apple- utiliza técnicas matemáticas para asegurar que el mensaje solo puede ser leído por la persona destinataria. Pero la nueva legislación haría que dicho cifrado tuviera que ser más endeble. La compañía de Cupertino cree que eso haría que terceros tuviesen acceso, no solo las agencias de inteligencia.

2 – La ley obligaría a las empresas, entre ellas Apple, a ayudar al gobierno a obtener los datos que estos requieran. Señalan que esto haría que la confianza de los usuarios se viese socavada con las compañías tecnológicas además de tener que generar debilidades dentro de su software que podrían ser aprovechadas por gobiernos de todo el mundo incluidos los que no respetan los derechos humanos.

3 – La empresa se opone a los aspectos internacionales de la reforma y su aplicación extraterritorial. Eso significa que las compañías tecnológicas tendrían que cumplir con dicha ley a pesar de estar establecidos en otros países cuyas leyes fueran incompatibles en este sentido.

Apple mejoró considerablemente sus servicios de cifrado tras la revelación del ex analista de laNSA (servicios de inteligencia americana) Edward Snowden, que demostró cómo el gobierno de los Estados Unidos recababa información de forma indiscriminada, jugándose la vida y teniendo que vivir en el exilio debido a sus revelaciones. Un documental llamado “Citizenfour” cuenta su historia y, de forma irónica, ganó el premio Oscar en su categoría.

 

Por Juan Manuel Gonzalez Tirados

Fuente: eliberico.com

Anuncios