Hace tan sólo unos días, veíamos como un grupo de piratas informáticos infectaban la red de ordenadores de un hospital de Hollywood a través de un software malicioso que cifraba los datos de los pacientes. El hecho provocó casi la paralización del hospital, ya que no podían hacer uso de los ordenadores y por lo tanto todos los trámites tenían que realizarse a mano y en papel.

Además, algunas de las pruebas que requieren de un ordenador, tampoco podían realizarse por lo que gran número de enfermos tuvieron que ser trasladados a otros hospitales. Los ciberdelincuentes, pideron la nada despreciable cantidad de 3,6 millones de dólares por el rescate de los datos y la eliminación del ransomware del que eran víctimas, sin embargo, según acabamos de conocer hoy mismo, el hospital ha procedido con el pago final de 17.000 dólares.

Sin duda una cantidad muy inferior a la que inicialmente solicitaban los causantes del problema, que estaban intentando ser identificados tanto por el FBI como por la policía de Los Ángeles. Pero parece que después de diez días de caos en el hospital han sido suficientes para que finalmente, y suponemos tras una dura negociación, el centro sanitario de Los Ángeles haya pagado la cantidad de 17.000 dólares, lo que vienen siendoalgo más de 15.000 euros, para conseguir la clave de descifrado y poder restaurar los sistemas.

Tal y cómo solicitaban los piratas informáticos, el pago ha sido realizado en Bitcoins para que de esta manera, los ciberdelincuentes siguan asegurando su anonimato.

Según las declaraciones del director del hospital, han procedido a la comprobación de que todos los ordenadores funcionen correctamente y estén libres de malware, así como que los datos de los pacientes no hayan sido borrados o alterados y todo parece estar correcto. De esta forma, el hospital a día de hoy ha vuelto a funcionar de manera normal.

Aunque se desconocía la puerta de entrada de este malware en los sistemas del hospital, según fuentes cercanas a la investigación, probablemente se haya producido mediante un ataque recibido a través de un enlace en un correo electrónico que fue abierto por un empleado del hospital desde un ordenador con acceso al sistema del hospital y a través del cual habrían conseguido introducir el malware.

 

Por Roberto Adeva

Fuente: adslzone.net

Anuncios