Quien tiene información, tiene un tesoro. La información es poder, y las empresas gestionan y controlan muchos datos, los cuales son el objetivo principal en los ataques de los ciberdelincuentes

Seguramente tu empresa esté expuesta a multitud de riesgos que ni siquiera conoces. ¿Te has llegado a plantear qué pasaría si tu empresa sufriera un ciberataque? ¿Qué ocurriría con tu información relevante por no tener un buen nivel de ciberseguridad?

Antivirus y software actualizados, copias de seguridad, contraseñas encriptadas… son las principales medidas a tener en cuenta para proteger nuestra empresa de los delincuentes informáticos, pero con el avance de los ciberataques y la facilidad de vulnerar barreras de seguridad digital, queda claro que es necesario utilizar un nuevo enfoque de protección cibernética. Las medidas de seguridad tradicionales no son suficientes para proteger los datos frente a los hackers.

“En la actualidad, el 40% de las empresas tienen agujeros de seguridad fácilmente vulnerables.”

Es fundamental tomar las medidas necesarias para la seguridad de las compañías en Internet. La empresa Always On ofrece diferentes servicios relacionados con la ciberseguridad y la protección frente a ciber riesgos. Ofrece ayuda a las aseguradoras para definir las pólizas y analizar los riesgos antes de la contratación, ¿cuál es el estado actual de tu empresa?, ¿qué riesgos estás corriendo? Es muy importante conocer y determinar los riesgos a los que estamos expuestos en la red, en qué medida lo estamos y cuáles son las consecuencias.

Vivimos en una sociedad hiperconectada, con una gran necesidad de visualización y protagonismo en la red, lo cual conlleva una pérdida de privacidad y una mayor exposición frente a los hackers.
Los peligros actuales son similares a los de hace unos años, pero han evolucionado por las diferentes redes de distribución y por ello, deben evolucionar también las medidas de seguridad de la información.

 

Fuente: diariosigloxxi.com

Anuncios