timthumb.php

La criptografía es el ámbito de la criptología que se ocupa de las técnicas de cifrado o codificado destinadas a alterar las representaciones lingüísticas de ciertos mensajes con el fin de hacerlos ininteligibles a receptores no autorizados. En la dimensión de la informática se manifiesta en proteger comunicaciones y transacciones en internet.

A lo largo del siglo XX y XXI, la criptografía ha pasado de ser una herramienta en beneficio de gobiernos a ser un instrumento para proteger los intereses de la la gente común y de la sociedad civil. A raíz de que a fines del siglo XX la sociedad ha perdido confianza en los gobiernos, ya que las acciones injustas de estos han quedado a la luz de la opinión publica, han nacido un grupo de hackers que considera que la criptografía puede ser un camino para un cambio social y político.

El libertarismo ha hecho referencia al movimiento cypherpunk como si fuesen temas secundarios, algo poco relevante, siempre subordinado a otros frentes que suponemos serán mucho mas útiles para la causa de la libertad. Pero esto es un gran error, el cypherpunk es el principal aliado del liberalismo, es el primer camino y el más exitoso.

Las preocupaciones fundamentales de los cypherpunks son la privacidad, el anonimato, la censura y la vigilancia. Frente al Estado, que violenta en estos temas, la postura de los hackers por el encriptado es la que se plantea en “Manifiesto de un Cypherpunk” escrito por Eric Hughes:

“La privacidad es necesaria para una sociedad abierta en la era electrónica. No podemos esperar que los gobiernos, empresas, u otras grandes organizaciones, nos otorguen privacidad. Tenemos que defender nuestra propia intimidad, si esperamos tener alguna. Los Cypherpunks escribimos códigos. Sabemos que alguien tiene que escribir el software para defender la privacidad, y … nosotros vamos a escribirlo.”

 

El Libertarismo y el Cypherpunk: el Cripto – Anarquismo

Gracias a las filtraciones publicadas por WikiLeaks y realizadas por el ex empleado de la NSA Edward Snowden, logramos ver que el gobierno estadounidense se ha convertido en un aparato que ha creado una red de vigilancia mundial. El sueño liberal de los Founding Fathers se desvaneció y nació este Estado que crece cada día mas sobre la vida de las personas.

Los cypherpunks consideran que la privacidad violada por el Gobierno es algo inquietante y digno de combatir. A través de la criptografía se podría reestablecer la justica, en este caso particular, el trabajo de estos hackers es crear herramientas de encriptado para las personas comunes y exigir transparencia a los gobiernos. Pero en esto no se agota la lucha, el Gobierno no solo ha violado los derechos constitucionales de los americanos al espiarlos, sino que se ha convertido en un Estado que, por la guerra perpetua, aumenta su control sobre toda la sociedad. EEUU ya no será jamás la tierra de la libertad, sino un pantano con un gobierno omnipotente e imperialista. Por esta razón los cypherpunks no crean herramientas para lograr reformas, sino que armas para refundar la sociedad.

La relevancia que tiene esto para el libertarismo es que en el siglo XXI la sociedad ha sidoupload (subida) a internet. Para que la lucha lucha por una sociedad libre y por disminuir el poder del Estado sea efectiva, es necesaria que esta batalla se libre en la web. Si disminuimos la fuerza estatal en internet, lo haremos en el mundo físico. Pero las herramientas  de encriptado no solo nos dan una posibilidad de disminuir el poder, sino que también nos da la oportunidad de cambiar la naturaleza del Estado.

El mediador de la fuerza coactiva en el internet no es necesariamente el Estado. Gracias a la criptografía no se puede hablar de fuerza coactiva en el internet, no puede haber un poder lo suficientemente fuerte para interceptar comunicaciones, intimidar pueblos, levantar murallas, regular el mercado y violar derechos humanos. Cuando los instrumentos de encriptación se expandan por la sociedad, en el mundo ya no cabrá la lógica de estado – nación. A causa de la encriptación nacerán regiones y comunidades descentralizadas, en estas será posible crear asociaciones voluntarias para combatir la injusticia y hacer cumplir contratos privados . Las cripto monedas darán lugar a un verdadero mercado libre con un dinero privado y desregulado. El anonimato hará posible la verdadera libertad de expresión sin limites, pero al mismo tiempo se dificultara la discriminación arbitraria.

La criptografía puede crear una sociedad de relaciones voluntarias. Esto es un ideal refundacional, es una revolución para la sociedad en la que vivimos, es una ideología romántica que solo necesita de la rebeldía liberal libertaria para ser llevada a cabo. Sin embargo mientras no se logre cambiar la sociedad a través de este mecanismo, el movimiento cypherpunk sigue siendo de gran utilidad para la causa libertaria, porque los objetivos de estos hackers son lograr crear una sociedad libre e imponer valores liberales en la cultura.

Los únicos que lograron crear un cambio cultural y mover la balanza hegemónica al libertarismo fueron los cypherpunks, por lo que son el vehículo necesario para crear cambios liberales al corto, mediano y largo plazo. Un ejemplo de esto es la Icelandic Modern Media Initiative, la cual es la ley de medios y de protección de la libertad de expresión en Islandia.

Estos hackers no solo los mejores para concientizar a las personas del peligro y malicia que hay en el poder temporal, sino que también son los mejores en el medio para lograr su proyecto de sociedad, la criptoanarquia. El encriptado es la mejor estrategia para la libertad, porque no necesitamos de grandes cambios político, sino que solo la gente común empiece a usar herramientas criptográficas, convencer a la gente de usar estos softwares es mucho mas fácil que convencerlos del libre mercado o de políticas de privatización, porque apela mucho más al sentido común.

Los enemigos del cypherpunk son, en primer lugar, el Estado, por ser el monopolio de la fuerza coactiva; en segundo lugar son las elites, que logran coludirse con el Estado y crear normas a favor de pequeños grupos. A través de leyes en contra del encriptado, derechos de autor, vigilancia y anti terrorismo, los privilegiados intentar hacer caer el cypherpunk, buscan aumentar el control omnipotente del Estado en el Internet y seguir protegiendo sus privilegios. Por consiguiente los enemigos de estos hackers son los mismos que los del libertarismo, porque buscan el mismo fin, construyen la misma sociedad. El cypherpunk es el libertarismo y el libertarismo es el cypherpunk.

Conclusión

La situación es clara, si queremos influir, ganar hegemonía, realizar un cambio cultural, descentralizar y horizontalizar el poder al máximo, necesitamos del internet. Crear una sociedad libre es crear un internet libre. Lamentablemente hemos fracasado, porque los privilegiados han logrado conservar su posición y profundizar su beneficio injusto, por lo tanto nuestra única salida es la revolución criptográfica. Nuestro deber está en liberalizar al internet, para liberalizar la sociedad. Los que están en primera línea de esa lucha son los cypherpunks, que sueñan con la misma sociedad y con hacer caer las mismas injusticias y privilegios que se mantienen en nuestras naciones y en el Internet.

 

Por Felipe Ortíz

Fuente: miseshispano.org

Anuncios