Fuente: futurism.com

Traducción y adaptación: Luciano Salellas

Dentro de 100 años la biología humana habrá confluído con la biología sintética para hacer algo “más que humano”, la inteligencia artificial será como otra forma de vida y la edición genética estará tan cerca como el click de un botón.

(Esta es la parte 3 de una serie de 4 partes. Ver parte 1 aquí)

 

El mundo del mañana

Samsung ha publicado su reporte “Objetos inteligentes para la vida futura”. Es una seria visión de la topografía del futuro, al menos en términos de promesas tecnológicas, lo que significará para nuestras vidas y cómo viviremos. Es una extrapolación de las tecnologías actuales y sus predicciones inevitables, y es menos extravagante que otras, más delineada en realidades científicas y tiene un convincente halo de realidad.

Lo que es estimulante, porque son las cosas que Samsung hace, esto quiere decir que en el próximo siglo (aproximadamente) estaremos en un muy interesante viaje.

 

Inteligencia artificial y el advenimiento de una nueva especie

Si ya has sido advertido, actualmente ya tenemos robots que parecen vivos. De todas formas, la tecnología avanza en forma increíble. Y en 100 años, las cosas serán totalmente diferentes.

Los autores del reporte Samsung imaginan una edad del “posthumanismo”, donde tecnología y carne humana convergerán en crear una forma de vida sin precedentes en la historia de la Tierra. Con avances en computación cuántica, biotecnología, nanotecnología e inteligencia artificial, es seguro que esto se volverá realidad en algún momento en el próximo siglo.

Creando una interfaz neural directa con internet, la humanidad será capaz de “conectarse” y aumentar su propia inteligencia con la vasta capa de pensamiento de la Tierra a la que el filósofo francés Teilhard de Chardin llamó “noósfera”. Y, si los transhumanistas tienen razón, en la unión con la inteligencia artificial ingresaremos en una nueva etapa de la evolución. Al mismo tiempo, cuando esto suceda, estaremos listos para ver algunas cosas extrañas.

Tener nuestras mentes “on line” nos permitirá “subir” y “almacenar” la memoria en la red. Podremos accederla y reemplazarla como hacemos hoy con fotos y videos. Y ni hablar de la “telekinesis sintética” (la habilidad de controlar nuestras máquinas con el pensamiento) y la “telepatía sintética” (una posibilidad real si somos capaces de leer e interpretar las ondas cerebrales complejas). En este punto, la tecnología convergerá en algo casi mágico.

Man controlling a robotic arm with brain waves using BCI. Credit: OpenBCI

Hombre controlando un brazo robótico usando ondas cerebrales usando BCI. Crédito: OpenBCI

 

Y no nos olvidemos del “wetware” (cuerpo y mente carnal) que todavía transportamos con nosotros. Con los avances de tecnología de edición genética podremos adaptar nuestros cuerpos a nuestro gusto.

Cuando podamos realmente reescribir nuestro ADN seremos capaces de “descargar” cambios biológicos en nuestros genes y la evolución ya no necesitará esperar cientos, miles, ni millones de años para lograrlo. Seremos capaces de eliminar las enfermedades, evitar tratamientos innecesarios, prolongar nuestra vida e incorporar las mejores innovaciones biológicas de otras especies.

 

Pero, seguiremos siendo humanos?

 

Fuente: futurism.com

Traducción y adaptación: Luciano Salellas (Humai Ambassador)

Anuncios