Llevamos unos días en los que las redes sociales están que arden gracias a la situación política de nuestro país y sobre la que todo el mundo está opinando libremente a través de Twitter o Facebook. Opiniones que gracias a estos medios llegan a miles o millones de personas en todo el mundo y en las que podemos mostrar nuestra libertad de expresión, eso sí, dentro de unos límites.

Y es que esta libertad de expresión a través de las redes sociales está muy vigilada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para velar por la seguridad de todos los usuarios y ciudadanos. Algo que parece no le ha importado al polémico poeta leonés Aitor Cuervo Taboada que acaba de ser condenado por usar estos medios para publicar contenido multimedia y mensajes claramente enaltecedores del terrorismo.

Concretamente este conocido tuitero publicó entre los años 2011 y 2014 gran cantidad de mensajes, imágenes y vídeos con contenido claramente enaltecedor del terrorismo. En ellos trataba continuamente de ensalzar a los grupos terroristas GRAPO y ETA al mismo tiempo que se dirigía a determinadas víctimas de estos conocidos grupos terroristas con aire de menosprecio.

El acusado, demostró este tipo de acciones sobre todo al referirse al concejal del Partido Popular de la localidad de Ermua, Miguel Ángel Blanco, el cuál fue secuestrado en el verano de 1977 por la banda terrorista ETA para posteriormente ser asesinado a tiros. El poeta publicó mensajes refiriéndose al concejal asesinado en los que decía “a mí no me da pena alguna Miguel Ángel Blanco, me da pena la familia desahuciada por el banco” y otros como, “tengo la botella de champán preparada para el día que se retome la lucha” o “si al final Aznar regresa de pleno a la política activa, espero que ETA lo haga también, para equilibrar la balanza”.

Estos mensajes y otros muchos de este tipo, fueron los que hicieron que Aitor Cuervo fuese acusado por un delito de enaltecimiento del terrorismo por el que ha sido juzgado hace unos días y donde ha vuelto a declarar que no sentía “pena” por Miguel Ángel Blanco. Por su parte, la Audiencia Nacional ha condenado al leonés Aitor Cuervo Taboada a un año y seis meses de prisión. Una sentencia parecida a la que hace unos días veíamos se le ponía al joven que se burlaba del atentado a Carrero Blanco en Twitter.

 

Por Roberto Adeva

Fuente: adslzone.net

Anuncios