Vuelven a la carga después de mucho tiempo de inactividad en Internet, o al menos aparentemente. En el día de ayer un militante del Estado Islámico anunció que había llevado a cabo el hackeo de Google. El problema es que no se dio cuenta de que la página sobre la que había llevado a cabo el deface no era la correcta.

La información se ha filtrado de un chat privado que el grupo posee en Telegram. Y sí, aunque parezca mentira y después de las medidas anunciadas por los responsables del servicio de mensajería, los miembros de este grupo radical parece que aún campan a sus anchas por el servicio ante cierta pasividad de sus responsables.

Volviendo al tema, ayer se filtró (el estado Islámico quiso que se filtrase) cierta información relacionada con un hackeo que se había llevado a cabo en la página de Google, existiendo incluso una captura de pantalla del deface realizado. Como si de una batalla se hubiese ganado, se ofreció la información a bombo y platillo, pero de lo que no se percataron es que se habían equivocado de objetivo y la página web afectada no pertenece ni siquiera al dominio del Gigante de Internet.

addgoogleonline.com ha sido la página afectada por el Estado Islámico

Los propietarios del servicio decidieron en un momento dado bautizar su página incluyendo Google en el nombre, llevando a una confusión a los integrantes del grupo radical y provocando que cometan un error. Evidentemente ha sido motivo de mofa en Internet y tan pronto como otros hackers se percataron se modificó el deface realizado por un mensaje contra esta organización terrorista:

estado islamico hackea un google equivocado

La Ciberarmada del Califato se encuentra detrás de la autoría

La nueva división del Estado Islámico es la que se encuentra detrás de esta operación fallida, responsables también del hackeo de una empresa de paneles solares en Reino Unido y amenazas en correo electrónicos a los responsables de los principales servicios de Internet.

Se creó para atacar y proceder al robo de información de la división de defensa del Gobierno estadounidense y después de mucho tiempo a la sombra han aparecido de nuevo, aunque todo hay que decirlo, con una operación que no les ha servido de mucho.

Siempre se toman medidas pero posteriormente quedan en el olvido

Aunque los hemos mencionado con anterioridad no queremos pasarlo por alto, ya que no solo en Telegram, en todos los servicios sucede lo mismo. Después de los atentados de París, fueron muchos los responsables de servicios de mensajería que anunciaron medidas para que estos no sirviesen de columna vertebral a la hora de coordinar operaciones. Sin embargo, todo parece haber quedado en un segundo plano y de nuevo se sabe que los terroristas continúan haciendo uso de Telegram.

 

Por Adrián Crespo

Fuente: redeszone.net

 

Anuncios