El director de Inteligencia Nacional, James Clapper, considera que existen más terroristas refugiados y a salvo que en “cualquier otro momento en la historia”.

Funcionarios de inteligencia de Estados Unidos dijeron que los programas de armas nucleares, el terrorismo y el ciberespionaje están entre las principales amenazas que encara Estados Unidos este año.

El jefe de la Inteligencia Nacional, James Clapper, y el director de la Agencia de Inteligencia Militar, James Stewart, dijeron a una comisión del senado que el abanico de retos y crisis que confronta Estados Unidos es más diverso que nunca.

“Pyongyang continua produciendo materiales fisibles y desarrollando un misil balístico lanzado desde un submarino. También quiere desarrollar un misil nuclear de largo alance que sea capaz de amenazar a Estados Unidos”, dijo Clapper sobre Corea del Norte.

Añadió que a esa amenaza hay que sumar la de Irán, que está decidida también a mantener su programa nuclear a pesar del acuerdo alcanzado con seis potencias para detenerlo.

Asimismo, las autoridades declararon que era muy probable que el grupo terrorista realice ataques directos contra Estados Unidos en 2016 y que estaban infiltrando refugiados que escapan de Irak y Siria para cruzar las fronteras.

“ISIS probablemente intentará realizar ataques adicionales en Europa y ataques directos en territorio estadounidense este año”, dijo el teniente general Stewart.

Clapper también advirtió que extremistas violentos están activos en alrededor de 40 países y que “existen más terroristas refugiados que nunca antes en la historia”.

Remarcó que el grupo Estado islámico sigue siendo la amenaza terrorista número uno para EE.UU. y que ha empleado de manera exitosa armas químicas como el gas mostaza en Irak y Siria.

 

Fuente: voanoticias.com

Anuncios