La división de seguridad informática del grupo cumple un año y ya cuenta con tres centros SOC y presencia en cinco mercados.

Según un nuevo informe de Hamilton Place Strategies titulado “El cibercrimen cuesta más de lo que piensa”, el costo promedio del cibercrimen ha aumentado en aproximadamente un 200% en los últimos cinco años, y que es muy probable que esa línea se mantenga, o incluso acelere.

Como es evidente, hay ataques informáticos más y menos sofisticados, y de muy distinto impacto económico para las empresas e instituciones que los sufren. Los más rudimentarios podrían evitarse en buena parte a través de formación y sensibilización de los empleados. JP Morgan Chase, por ejemplo, optó por enviar un ataque falso dephishing a sus trabajadores, y aquellos que caían en la trampa recibían un aviso de cómo debían haber actuado.

Más preocupante es el avance de ataques dirigidos(con un objetivo), que hacen uso de todo tipo de artimañas para conseguir lo que buscan (información comercial o protegida, en la mayoría de ocasiones). Muchas de estas intrusiones, además, se realizan de forma muy discreta, de ahí que las empresas tarden, de media, más de 200 días en descubrir que han sido atacadas.

¿Se puede estar seguro en este entorno? La seguridad al 100% es una utopía, pero existen en el mercado una variedad de empresas y herramientas especializadas en prevenir y combatir ataques. Por simplificar, se podría decir que por un lado están las firmas de tecnología de seguridad, y en otra categoría se encontrarían compañías dedicadas a la cibervigilancia ad hoc, y que unos y otros cuentan con partners que complementan su oferta. Prosegur formaría parte del segundo grupo, aunque desarrolla también su propia tecnología.

Hace un año que este grupo lanzó su propia división de ciberseguridad. “Queríamos cerrar el círculo; poder ofrecer a nuestros clientes una solución integral de seguridad”, comenta Isaac Gutiérrez, director del negocio de Ciberseguridad de Prosegur.

“Los hackers son listos, pero nosotros también lo somos, y tenemos herramientas para impedir o al menos descubrir muchos de los ataques”, comenta Gutiérrez.

Para este experto, la sensación de impunidad de la que gozan los delincuentes en Internet no es más que eso: una “sensación”. “La industria de la seguridad está avanzando de forma muy rápida también”, asegura.

SE BUSCAN PROFESIONALES

Si bien la división es aún pequeña dentro del grupo, crece rápidamente. Tras doce meses, está operativa en cinco países (España, Portugal, Colombia, Perú y Paraguay) y dispone de tres centros de operaciones de seguridad (SOC), uno de ellos en Madrid. Asimismo, ha sido reconocida con las certificaciones Cert e ISO 27001.

A corto plazo, la compañía espera un fuerte crecimiento de este negocio, con la apertura de otros dos SOC y el lanzamiento de servicios y productos informáticos de ciberseguridad. Por ejemplo, una nueva solución de seguridad para cajeros automáticos, que saldrá al mercado próximamente.

Esto se traducirá en un incremento de la plantilla, que a lo largo de este año se duplicará hasta alcanzar las 100 personas en España. También se reforzarán los equipos en Colombia y Paraguay. En total, el grupo Prosegur emplea a unas 150.000 personas en el mundo. “No descartamos crecer también por la vía inorgánica”, afirma Gutiérrez.

Una de las grandes barreras que encuentra Gutiérrez es la falta de perfiles especializados. “No encontramos profesionales al ritmo que demandamos”, asegura. Para ayudar a atraer talento, Prosegur ha puesto en marcha iniciativas como una cátedra en la Universidad Politécnica de Alcalá, y otra en la Politécnica de Madrid.

DEFENSA 360º

La táctica de Prosegur es la de proporcionar una defensa a varios frentes. Si algo distingue a esta empresa de otras del sector es precisamente la posibilidad de integrar la vigilancia digital dentro de una vigilancia más amplia, incluyendo por ejemplo la información procedente a través de las cámaras de seguridad, el control de accesos, etcétera.

Otro rasgo distintivo es que cuenta con su propio SOC, un centro a través del que se monitorizan en tiempo real los ataques dirigidos a sus clientes. Infraestructuras críticas, bancos y, cada vez más, empresas industriales contratan normalmente los servicios de un SOC.

En tercer lugar, Prosegur cuenta con un equipo de ciberinteligencia, encargado de identificar nuevas tendencias que eventualmente pudieran afectar a sus clientes. Por último, ofrece servicios de lo que podría denominarse “escolta digital”, dirigidos a marcas o a ejecutivos.

 

Fuente: expansion.com

Anuncios