Cazas rusos Su-27.

Wikileaks desvela un documento que mostraba los miedos de Arabia Saudí ante una posible intervención rusa en Siria, una medida que evitaría el derrocamiento del Gobierno sirio.

En los primeros meses de 2015, si había algo que los saudíes más temían, era una intervención militar rusa en apoyo al Gobierno de Damasco. Era tanto el miedo saudí, al extremo que ordenó a sus medios de comunicación no criticar a Rusia y evitar insultar a las figuras políticas de este país, se mencionó el domingo en el texto, citado por Global Research.

Arabia Saudí había calculado mal la “posición de Rusia” respecto a la permanencia del Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, pues, Riad pensaba que el derrocamiento del mandatario sirio (por todos los medios disponibles) no llevaría mucho tiempo, en la medida que Moscú no decida intervenir en Siria, precisó la web de filtraciones Wikileaks.

En cuanto a la posición internacional, es evidente que hay una falta de “voluntad” y no una falta de “capacidad” por parte de los países occidentales, entre los que destaca los Estados Unidos, para dar pasos firmes encaminados a cambiar el Gobierno sirio, añadió.

Rusia inició a finales de septiembre de 2015 una campaña de ataques aéreos contra objetivos del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y otros grupos extremistas en Siria, después de que el presidente de este país árabe, Bashar al-Asad, pidiera asistencia militar en su lucha contra el terrorismo.

A mediados de 2015, Wikieaks reveló más de medio millón de documentos del Ministerio de Exteriores del régimen saudí que filtraban que el país árabe tenía comunicaciones secretas con distintas embajadas suyas en varios países de todo el mundo.

Según Wikileaks, desde el inicio de la crisis siria en marzo de 2011, los saudíes destacaban la necesidad de ofrecer ayudas militares y armamentísticas a los denominados opositores al Gobierno de Damasco.

Otro documento filtrado por la web de filtraciones muestra que Arabia Saudí instó al Vaticano a animar a los cristianos sirios a levantarse contra el Gobierno de Damasco.

Wikileaks también develó un plan que Arabia Saudí tramó en 2012 para formar un comité militar conjunto con Turquía y Catar y, de esa manera, derrocar al Gobierno de Siria.

 

Fuente: hispantv.com

Anuncios