El Gobierno británico pidió ayer al Grupo de Trabajo sobre detenciones arbitrarias de las Naciones Unidas que revise el dictamen que considera que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, está arbitrariamente detenido en la Embajada de Ecuador en Londres.

“Las conclusiones originales del Grupo de Trabajo son inexactas y deben revisarse”, dijo el secretario de Estado de Relaciones Exteriores, Hugo Swire, en el comunicado en que se anunció la apelación.

“Assange nunca fue detenido arbitrariamente por el Reino Unido, y, de hecho, está voluntariamente evitando su arresto legal al elegir permanecer en la Embajada de Ecuador”, dijo.

“El Reino Unido”, continuó Swire, “sigue teniendo la obligación legal de extraditarlo a Suecia”, que le reclama como sospechoso de una presunta violación, que él niega.

El comité, cuyas resoluciones no son vinculantes, estimó en febrero que el hacker es víctima de una “detención arbitraria” e instó a Suecia y a Reino Unido a indemnizarlo.

El primer ministro británico, David Cameron, tildó entonces de “ridículo” el dictamen, pero Assange estimó que amparaba su pretensión de salir libre de la Embajada sin ser molestado.

Según el comunicado británico, el comité decidirá si acepta revisar sus conclusiones en su próxima reunión del 18 de abril en Ginebra.

 

Fuente: eluniverso.com

Anuncios