Kabul, 12 abr (PL) El Ministerio de Defensa denunció hoy un complot de agencias de Inteligencia de otras naciones con grupos de irregulares para alimentar la violencia presente en Afganistán.

En una declaración difundida aquí se precisa que los terroristas desplegados en el país reciben apoyo financiero y militar bajo el manto de una presunta guerra santa.

Según el texto, en la operación contra Afganistán participan personas de origen checheno, árabes, uzbecos, uigures y otros que realizan matanzas contra civiles.

La comunicación del ministerio apunta que incidentes como el ataque de Nangarhar y otros similares revelan que esos grupos violentos son en realidad enemigos del Islam, pues no tienen piedad con niños, mujeres y ancianos.

El alegato no proporciona detalle alguno respecto al vínculo de los servicios de Inteligencia de otros países con los grupos terroristas en la guerra de Afganistán.

Con frecuencia, Kabul critica a Islamabad por albergar a agrupaciones de irregulares afganos que reciben apoyo total de la inteligencia militar de Pakistán.

 

Fuente: prensa-latina.cu

Anuncios